Descubre cómo son los parques infantiles con circuitos de agua

A menudo me pregunto porque en nuestro país, por lo general bastante cálido, tenemos tantos problemas con el agua. Es una realidad que cuando llueve por aquí todo se colapsa. Los niños no pueden salir al patio, los trayectos hay que hacerlos en coche y parece que los días de lluvia todo va a salir fatal porque hace “mal tiempo”. Nuestro lenguaje está impregnado de nuestra negativa concepción sobre la lluvia.

Pero no solo tenemos problemas con el agua cuando hace “mal tiempo”, sino también cuando hace calor, es verano y tenemos tiempo de disfrutar. Me di cuenta de ello cuando empecé a descubrir cómo son muchos parques infantiles por el norte de Europa.

¿Sabíais que en países como Alemania o Holanda, entre otros, la mayoría de los parques reflejan los  elementos naturales? De esta forma, todos tienen pavimentos de tierra o arena e incluyen el agua como elemento de juega de una forma u otra.

Imágenes 1, 2 y 3 de Richter Spielgeräte.

Y es que el agua es divertida y atrayente en sí misma pero además permite comprender fenómenos físicos cuando uno mismo la puede observar y manipular.

Con estos circuitos los niños pueden sentir el agua, dejarla fluir, desviarla, contenerla mediante presas (o con hojas de los árboles, por ejemplo), dejarla gotear… En definitiva, permiten experimentar el poder del agua. Si además los niños le añaden arena… podremos observar la formación de islas y otros muchos paisajes que van a ir surgiendo.

Pero estas estructuras y circuitos no solo permiten reforzar aprendizajes cognitivos sino que también contribuyen a la socialización, al juego cooperativo y, sobre todo, a disfrutar de horas y horas de diversión.

Os dejo con algunas imágenes que muestran la alegría, inspiración, creatividad y cooperación que permiten los juegos con agua.

Fotografía de los Jardines Joan Brossa. Imagen de Richter Spielgeräte.

En esta fotografía vemos cómo los niños mayores disfrutan también de este tipo de juegos.

Otro estilo muy distinto, en el que el circuito y el paisaje se integran a la perfección. La imagen es de un parque de Berlín, Svane Frode.

Los meses más fríos estos circuitos no funcionan, no solo por cuestiones de frío sino también porque el agua se hiela, pudiendo ocasionar daños en estructuras, canalizaciones, etc. Pero ello no impide instalar este tipo de circuitos porque los beneficios son tan grandes que merece la pena, aunque una parte del año no pueda jugarse con el agua.

¿QUÉ SUCEDE EN NUESTROS PAÍS? ¿HAY CIRCUITOS DE AGUA EN LOS PARQUES?

Cuando empecé a interesarme por el mundo de los parques y jardines descubrí, gratamente, que por nuestra zona había unos parques infantiles (aunque pocos) que sí tenían algunos circuitos de agua. Sin embargo, a medida que mi pequeño Terrícola ha ido creciendo me he dado cuenta que la mayoría de circuitos de agua que se observan en algunos parques no son operativos. Sencillamente, el agua no está conectada en ninguna época del año.

En la imagen, el Parc de Can Gambús, de Sabadell. Un parque increíble, muy grande, con pluralidad de estructuras, con tierra, arena y césped en el pavimento, con circuito de agua… Pero si os fijáis, no hay la fuente, falta la parte que bombea el agua para poder jugar.

¿POR QUÉ NO PODEMOS DISFRUTAR DE PARQUES CON CIRCUITOS Y ELEMENTOS DE AGUA?

Si te estás preguntando porque no tenemos apenas la posibilidad de disfrutar de estos circuitos en nuestro país y porque su uso no se ha extendido… aquí van 3 razones, que considero principales en este funcionamiento.

1. NUESTRA CONCEPCIÓN DEL AGUA

Cómo comentaba al principio… nuestra visión de que los niños se mojen es negativa. La ligamos con el “mal” tiempo, el “pasar frío”, el tener que cambiarse de ropa… y hay algo en todo eso muy arraigado en nuestra cultura que nos hace detenernos ante esa posibilidad.

Los países en los que llueve mucho más a menudo están más acostumbrados a lidiar con el agua y sus “consecuencias”, jeje.

Pero cómo ya os comenté en el artículo 6 razones para jugar a fuera cuando llueve o hace frío nada más lejos de la realidad. Permitir a los niños, desde bien pequeños, entrar en contacto con el agua y el frío les permite descubrir cómo cuidarse y autorregularse. Si hoy me mojé… mañana volveré con ropa de recambio o con ropa de lluvia, o tendré más cuidado, etc.

2. FALTA DE MANTENIMIENTO EN MUCHOS PARQUES Y JARDINES

No es que este tipo de circuitos requiera un mantenimiento excesivo, pero, por supuesto, como debería suceder en todos los parques, sí se requieren unos cuidados mínimos.

Mi percepción personal, aunque seguro que muchos de vosotros estaréis de acuerdo conmigo, es que, en general, falta mucho mantenimiento en los parques infantiles. Antes de construir un parque o de poner espectaculares estructuras debería valorarse si se tiene el presupuesto o las ganas para poder mantenerlo.

Cuando he llamado a los Ayuntamientos preguntando porque no se mantenían los circuitos de agua… en algunos me han contestado que no son gran cosa… y que la madera es muy difícil de mantener. ¿De verdad? ¿Países nórdicos en los que llueve a diario pueden disfrutar y mantener los circuitos y nosotros no?

Aunque si la madera es el problema… que sepáis que hay circuitos magníficos realizados en piedra o bien en acero inoxidable.

3. FALTA DE SOMBRAS ADECUADAS EN LOS PARQUES

Esta es una cuestión que me tiene frita, si me permitís la expresión.

Vivimos en un país en el que en verano hace un calor increíble y el sol abrasa. ¿Cómo es posible que cuando se diseñan los parques no se prevea que haya vegetación que ofrezca sombra en los meses de más calor?

Si la naturaleza es totalmente sabia y nos ha proveído de árboles de hoja caduca, que permiten que el sol nos abrigue en invierno pero que nos den sombra en verano. ¡¡No podemos desaprovecharlo!!

Digo esto porque en primavera-verano que es cuando más apetece jugar con estos circuitos de agua es imposible estar en un parque hasta las 7 de la tarde. Si hubiera sombras adecuadas en los espacios exteriores para niños sería mucho más sencillo y agradable pasar largas horas en el parque o al aire libre.

¿GASTO DE AGUA?

Por si alguien se pregunta si este tipo de instalaciones consume mucha agua… Quería deciros que las fuentes están muy bien pensadas. No sale el agua apretando un botón sino que hay que bombear el agua y hacer un trabajo activo para obtenerla. De esta forma no se malgastan grandes cantidades y de paso los niños hacen ejercicio físico para obtenerla.

UN POCO DE INSPIRACIÓN

Pero bien… ya me he quejado bastante por hoy, jajaja. Aunque mi intención no es, para nada, quejarme, sino todo lo contrario.

Pretendo inspirar cambios en la mirada y cambios en el diseño de los espacios exteriores para niños. Deseo, de verdad, poder contagiarte de mis ganas por tener espacios que permitan no solo mayor creatividad y descubrimiento en los niños sino, sobre todo, mayor diversión y alegría.

Pero para convencerte, mucho mejor que las palabras, algunas imágenes más.

Parque en los Países Bajos. Imagen de Expatlingo

Imagen del Volkspark, Berlín. De Svan Frode.

Impresionante diseño del Victoria Park de Londres, con curvas, compuertas, desniveles…

Parque en Apeldoorn, Países Bajos

Espero haberte mostrado cómo estos circuitos son posibles y que si tienes la oportunidad de opinar sobre un parque, de participar en su diseño, de escribir al Ayuntamiento para pedir o reclamar algo sobre este tema… te acuerdes de esta estupenda posibilidad. Te aseguro que los niños te agradecerán un montón salir del binomio columpio-tobogán, mucho más si es para regalarles la oportunidad del juego tan inspirador que surge siempre con el agua.

Un abrazo,

Clara

Quizás también te interese:

¡Comparte si te ha gustado! ;-)

17 comentarios sobre “Descubre cómo son los parques infantiles con circuitos de agua

  1. En Madrid capital conozco un pequeño parque en el que hay dos zonas donde los niños pueden disfrutar (si funciona) con el agua.
    Es el parque de Juan Pablo II. Está muy cerca del Juan Carlos I. Está muy cuidado, incluso las luces, hay zona de huerto de aromáticas y un canal que lleva a un lago (en el mi hijo ha pasado horas lanzando cáscaras de nuez a modo de barco).
    Otra zona es una fuente que lleva a dos tipos de canales distintos. Os envío un link por si queréis echarle un vistazo.
    https://www.tripadvisor.es/Attraction_Review-g187514-d8870934-Reviews-Parque_Juan_Pablo_II-Madrid.html

    • Gracias Marta. Me alegro que tu peque lo pueda disfrutar… y que pueda jugar a barquitos con cáscaras de nueces 😉 Un abrazo, Clara.

  2. Buenos días, En Getafe, en el parque La Ciudad de los Niños, hay un circuito de agua que funciona y un montón de cosas chulas y originales para los niños. Nosotros lo descubrimos hace unos días y nos encantó.

  3. Hola,
    Me gusta mucho el título del blog “Tierra en las manos”. Es muy sugerente.
    Podríais poner que la segunda imagen, la del niño con una mochilita que bombea agua pertenece a los Jardins Joan Brossa en Barcelona, construidos en el año 2002 y inaugurados en el año 2003?

    Muchas gracias,
    Rosa M. Torra

  4. Yo me llevo garrafas de agua para poder hacer circuitos y presas. En Valdemoro no hay que yo sepa. Comparto tu perspectiva sobre la sombra y el mantenimiento. Y esto no es lo más preocupante, lo que no es normal que la mayoría esté lleno de colillas (de todo tipo), litros de cerveza, caquitas de perro, bolsas de plástico, etc.. Difícil va a ser equipararse a los parques infantiles de Europa si aquí aún no hemos superado el nivel de vertedero..

  5. Están genial. Nosotros en Madrid tenemos la suerte de disfrutarlos. Desde luego apoyo que se extienda al resto de ciudades y a que haya en muchos más. Mi hijo mayor con 10 años, sigue disfrutándolos.

  6. En el parque de Doña Casilda, en Bilbao, hay un mini río que llenó mi infancia y la de mis hijos de barquitos hechos con hojas de los árboles y de emocionantes historias.

  7. Enhorabuena por la entrada, es un tema muy interesante. En Córdoba que yo sepa no hay ningún parque con circuitos de agua. Pero si que me parece importante que desde pequeño se tenga contacto con los elementos naturales. En las actividades que hacemos uno de los momentos estrella es saltar en los charcos. Cómo disfrutan de la experiencia!

  8. Impresionantes las fotos.
    En Córdoba es en la Ciudad de los niños donde se puede disfrutar de un circuito de este tipo.
    En el resto de parques y plazas, y gracias a las fuentes que están por todos lados, solo queda inventar juegos refrescantes.

  9. Sin duda es una iniciativa genial la de estos parques infantiles y más en los meses de verano. Nosotros siempre tratamos de hacer las animaciones infantiles con juegos de agua y al aire libre sin duda son mucho más amenas y si encima hay parques que ofrecen estas posibilidades nos facilitan mucho el trabajo, gracias por compartir.

    • Gracias, me alegro que os haya gustado el artículo y que también disfrutéis de estos parques (y os ayudan en vuestro trabajo). Un abrazo, Clara.

  10. Te acabo de descubrir y me has encatado, soy de Sabadell y el parque de Can Gambús es una pena que este tan abandonado, yo siempre pense que esa estructura no tenia sentido, ahora se que le falta el agua.

    Muchas gracias por tu información me encanta ver a mis hijos disfrutar y que se ensucien, mojen o lo que les apetezca y con tus entradas encontraremos parques maravillosos

  11. En Vitoria, el parque del galeón pirata, en lakua, es una maravilla. A parte del circuito de agua, un barco pirata de madera de tamaño real con sus galeras y su puesto de vigía y todo. Y muchas más cosas, se pueden ver fotos en Google maps

Deja un comentario