Calendario de adviento DIY inspiración Waldorf

Cuando yo era pequeña esto de los calendarios de Adviento no se estilaba mucho o al menos en el ambiente que yo crecí no se hacían. Así que no tenía muy claro de si realizar uno o no. Pero en cuanto vi por Instagram algunas fotos de espirales de adviento Waldorf… pensé que sería fantástico tener uno así en casa.

Es una idea muy sencilla, DIY, y que respeta la tradición original de los calendarios de Adviento (no hay chocolate, regalitos, ni mensajes sorpresa). Se enciende una vela por cada día que pasa, a partir del 1 de diciembre, hasta llegar la Navidad.

He pensado que será genial encender cada noche la vela, cuando el sol se esconde, y pasar un ratito explicando alguna historia navideña, aprendiendo/cantando villancicos, o haciendo una manualidad para decorar la casa.

Lo hicimos el 30 de noviembre, para poderlo estrenar al día siguiente, así que el resultado creo que es mejorable, pero no quería dejar de compartir la idea con vosotros cuánto antes, por si os animáis a hacerlo, ya que la “cuenta atrás” ha comenzado!! Lo hemos hecho con pasta de sal, como el resto de la decoración navideña.

Cómo habrás visto, este calendario tiene forma de espiral, emulando al espiral de adviento que se hace en las escuelas Waldorf, en las que el espiral se prepara con ramas de ciprés o abeto y se coloca en una habitación oscura, solo iluminada por una gran vela central. Cada niño recorre el espiral con una vela apagada en sus manos y al llegar a la gran vela enciende la suya dejándola en el lugar indicado a lo largo del espiral.

Es un acto cargado de simbología: una sola luz que ilumina las demás, un recorrido a oscuras, para abandonar lo que no nos ha gustado del año y del que se sale cargado de nuevas ilusiones y propósitos.

P1010020

Te cuento rápidamente cómo lo hemos hecho.

MATERIALES

– Para hacer la pasta de sal se necesitan 2 vasos de harina, 1 vaso de sal y 1 vaso de agua. Aquí puedes leer cómo hacer esta masa.

– 24 velas. Este año hemos usado unas velas pequeñitas porque no teníamos previsión de hacer este calendario y no he encontrado ningunas del tamaño adecuado cerca de casa, pero lo ideal es usar las velas de Grimm’s, que miden unos 10 cm de alto y no son muy gruesas porque si son demasiado pequeñas se consumirán rápido. Para el siguiente año… ¡estaremos preparados! 😉

– Acuarelas y pinceles

PROCEDIMIENTO

Lo primero que hay que preparar es la pasta de sal y una vez la masa está lista se trata de hacer un “churro” muy largo, al que después hay que darle forma en espiral y aplastarlo un poco, para que quede planito por arriba.     collage

Una vez tenéis la espiral preparada hay que clavarle las 24 velas. La distancia entre vela y vela la he calculado a ojo, primero haciendo unas marquitas pequeñas, para asegurarme que me cabían todas las velas, y después hundiéndolas bien en la masa.

calendario adviento waldorf 3

calendario de adviento waldorf 4

Después le quitamos las velas al calendario y lo horneamos, durante un cuarto de hora a 100 grados, más o menos.

Ahora que ya tenemos la espiral seca es hora de pintarla. En realidad podéis usar los colores que queráis. Nosotros hemos usado toda la gradación de colores, un poco al estilo Waldorf.

calendario de adviento waldorf 5

Y una vez pintado… recolocamos las velas en los agujeros y ¡listo!

calendario adviento waldorf 6

Este es el resultado final. ¿Qué os parece? Ahora solo falta la mejor parte: encender cada día una vela nueva (más todas las velas que ya encendimos los días previos) hasta tener el calendario totalmente iluminado: ¡habrá llegado la Navidad!

Un abrazo,

Clara

Quizás también te interese:

Cómo hacer un calendario para niños inspiración Waldorf

Preparar adornos navideños con pasta de sal

¿Por qué usar juguetes de madera? 8 razones de peso

 

¡Comparte si te ha gustado! ;-)

14 comentarios sobre “Calendario de adviento DIY inspiración Waldorf

    • Gracias Adara. Ya hemos empezado y de momento sólo quiere cantar villancicos, llegará más adelante lo del cuento espero, jeje. Pero le encanta lo de las velas, es muy mágico. Un abrazo guapa y gracias.

  1. Hola Clara ….queeee liiindooo!!! me encanto!! estoy guiando una iniciativa Waldorf en Bolivia (la primera) …y todos tus posts son geniales para nosotros.Muchas gracias por compartir.
    un abrazo.

    • Gracias Karina, me alegro que te gusten las ideas y te sean útiles. Qué bien que te animes a crear la primera escuelita Waldorf en Bolivia, eres una valiente! Mucho ánimo y suerte con el proyecto. Un abrazo grande, Clara

    • Gracias Fany, me alegro que te guste. Sí, siempre trato de mostrar actividades sencillas para que todo el mundo las pueda hacer. Gracias por comentar. Un abrazo! Clara

  2. Precioso.
    No conozco demasiado Waldorf…. (lo sé….son deberes pendientes….) pero lo poco q conozco me encanta.
    Me lo apunto para el año que viene pq el peque tiene dos años justísimos ?

    Laia

    • ¡Gracias Laia! A mi Waldorf me gusta mucho porque tiene materiales muy útiles y porque potencia la imaginación de los niños, que es tan importante. Pero al final… lo importante es quedarte con lo que más te convenza de cada pedagogía. Un abrazo guapa, Clara.

    • Hola Celia, gracias. No, claro que no, se apagan. Nosotros las encendemos por la noche, luego las apagamos. Al día siguiente encendemos todas las de los días anteriores y la del día que toque. Así el 24 por la noche toca encenderlas todas. Un abrazo, Clara.

Deja un comentario