Como preparar ghost mud o la pasta fantasma

Ghost mud es una masa sensorial que se hace con solo tres ingredientes: agua, jabón y papel de water. Es este último el que le da a la masa un aspecto fantasmagórico. Realmente el resultado es muy distinto al de la plastilina o la pasta de sal, ¡así que vale la pena probar de hacerla y descubrir nuevas texturas!

modelando ghost mud

Además, preparar esta masa tiene un procedimiento súper chulo, en el que se trabaja desde la motricidad fina hasta la gruesa.

Os presento esta masa ahora que empieza agosto y seguro que la mayoría estáis de vacaciones (o casi casi) porqué es una masa más laboriosa de hacer que otras. Es muy, muy fácil pero requiere algo más de tiempo.

INGREDIENTES Y MATERIALES

  • Papel de water
  • 1 pastilla de jabón para las manos (os recomiendo usar uno con poco perfume y de ingredientes naturales)
  • Agua
  • 1 palagana en la que hacer la mezcla

PROCEDIMIENTO

Lo primero que hay que hacer es rallar la pastilla de jabón. El rallador que veis en las fotos es el modelo Chosigt de Ikea y es una maravilla para que lo usen los peques. La parte que ralla va encajada a un contenedor y, por lo tanto, todo lo rallado cae dentro, sin desparramarse nada. Además, la propia cajita le da estabilidad al rallador y hace que sea muy seguro para los niños.

Rallando ghost mud

Rallar el jabón ya fue un “flipe”. Jan rallaba un poco de jabón y abría la caja para ver que había pasado. Olía el jabón, metía la pastilla dentro, la cubría de las escamas de jabón que había hecho, y ale, sacaba la pastilla y seguía rallando el jabón.

jabón rallado ghost mud

Además, con la actividad de rallar los peques están entrenando la motricidad fina y fortaleciendo los músculos de la mano y su control.

Una vez está todo el jabón rallado… vamos con el rollo de papel de water. Hay que desenrollarlo entero. ¡Uau, por fin no está prohibido! Así que aprovechad bien y que los peques salgan fuera a tirar del papel, correr, dejarlo volar… o haced espacio en el comedor, jeje!

corriendo 1 ghost mud

Y ahora sí… ¡pasemos a la parte de hacer pastitas y mejunjes!

En la palangana mezclamos las escamas de jabón con un vaso de agua caliente. Veréis como el jabón se va fundiendo con el agua.

Si os apetece podéis poner colorante al agua, nosotros lo hicimos, pero la receta original es blanca porqué los fantasmas suelen ser blancos. Aunque, ¿alguien ha visto nunca a un fantasma? ¿Y era blanco? 😉

Y ahora ya vamos añadiendo el papel de water, a trocitos pequeños para que sea más fácil de mezclar.

mezclando papel

Hay que amasar un ratito (unos 5 minutos) para que el papel se vaya impregnando de agua y jabón y empiece a formarse una pasta. ¿Véis cuánto trabajo van a hacer los peques con las manos?

La pasta está lista cuando todo ha quedado bien mezclado y es moldeable. Su textura no es como la plastilina, no esperéis que sea 100% uniforme, ¡ahí está la gracia! Es como si fuera una plastilina con filamentos y… con un olor a jabón muy agradable.

resultado ghost mud

Si os parece demasiado seca o que cuesta de moldear tenéis que añadir un poco más agua. Al final de todo, una vez los peques se han cansado de jugar y si les apetece pueden añadir tanta agua como quieran. El jabón actúa y tenéis un montón de burbujas y olor refrescante por todos lados.

ghost mud martillo

Y si deciden no echarle agua podéis guardar la masa en un tupper o caja hermética y aguanta perfectamente. En casa hace muchos días que la hicimos y sigue perfecta.

Lo mejor de esta masa… es que no mancha, ¡sino todo lo contrario! ¿Os animáis a probarla?

Abrazo fuerte,

Clara

¡Comparte si te ha gustado! ;-)

4 comentarios sobre “Como preparar ghost mud o la pasta fantasma

    • Gracias Loli, me alegro que te guste la idea. Yo siempre uso colorantes alimentarios. Para mí los mejores son los colorantes en polvo, el líquido mancha más. Siempre que se ha manchado el peque he puesto la ropa en la lavadora y se han ido todas las manchas. Un abrazo guapa! Clara.

Deja un comentario