Cómo preparar un jardín para niños (I). Piezas sueltas.

Siempre había soñado con tener mi propio jardín, llenarlo de árboles y flores y crear un rinconcito mágico en el que tomar una copita de vino, un refresco, un café por las mañanas… Pero, ah, cosas de la vida, los sueños y los planes cambian, más si tienes hijos.

Así que ahora mismo el jardín está tomando otra dirección… y se está llenando de un montón de piezas sueltas, dispuestas en cajas por aquí y por allá, herramientas de jardín tamaño mini, utensilios para traspasar agua, coches de plástico que se pueden mojar, etc. etc.

Y está genial, me encanta verlo así. Un espacio lleno de posibilidades, tantas como las que la imaginación de los niños pueda crear.

Con este post empiezo una serie de artículos sobre cómo preparar un jardín para niños. Hoy, te hablo de cómo añadir las piezas sueltas, que no son otra cosa que materiales sin ningún fin concreto y definido, lo que ofrece a los niños la oportunidad de darles múltiples usos, de crear y construir cuánto imaginen.

ALGUNAS IDEAS PREVIAS SOBRE LAS PIEZAS SUELTAS

  • Es interesante que haya varios elementos de un mismo tipo, es decir, múltiples piedras, troncos, piñas, etc. ya que ello da la oportunidad de comparar tamaños, pesos, colores y crear estructuras con un sólo material o bien con una combinación de varios de ellos.
  • El material debe estar bien dispuesto y a su alcance.
  • Tienen que poder usarlo sin instrucciones ni direcciones, para que nazca la creatividad, aunque jamás lo usen para lo que nosotros habíamos planeado.
  • Recordarles que hay que recoger antes de entrar en casa (yo soy más partidaria de que recojan al final que durante el juego, porqué nunca sabemos dónde empieza una historia y acaba otra, o si todo es parte de la misma trama… ¿me explico?).
  • Buscar y preparar los materiales con ellos. La mayoría son elementos naturales así que salir juntos a buscarlos a la montaña o la playa es una idea estupenda.

¿QUÉ ELEMENTOS PODEMOS DISPONER EN EXTERIORES?

Rodajas de árboles

Las rodajas de árboles (en inglés “tree cookies”) son un excelente recurso. Ofrecen infinitas posibilidades de juego. Sirven para construir torres, para trazar un camino sobre el que mantener el equilibrio, pueden ser lienzos sobre los que pintar, sirven para delimitar espacios, etc. etc.

Piezas sueltas 1

Estas rodajas se pueden comprar hechas. Generalmente son pequeñas y en algunas ferias tradicionales o medievales he visto artesanos que las vendían de mayor tamaño. Sin embargo, lo más económico, por no decir que es gratuito, es que os agenciéis algún tronco y lo cortéis a rodajas o lo llevéis a alguna serrería, que apenas os cobrará, si es que lo hace. En la foto podéis ver las nuestras, 100% DIY.

Cuadrados y rectángulos de madera

A parte de las rodajas de árboles también tenemos cuadrados y rectángulos de madera que van muy bien para construir edificaciones. Obtenerlos es tan sencillo como ir a algún centro de bricolaje y comprar una biga de madera, del grosor que os guste más, y pedís que os lo corten allí mismo. Cuando lleguéis a casa lijad un poco los trozos, para que no se claven astillas, y ya están listos para jugar. Fácil y económico.

piezas sueltas maderas

Piedras

Yo recuerdo, en mi propia infancia, usar las piedras para todo y lo sigo viendo aún ahora en los parques. Las piedras se convierten en estupendos garbanzos, patatas, o lo que sea… A la vez que son moneda de pago. De hecho, me atrevería a decir que son la moneda oficial en los parques infantiles, jajaja. ¿Quién no ha usado algunas piedras para pagar a su hij@?

Nosotros tenemos piedras de diferentes tamaños, algunas pequeñitas, que van genial como monedas, para cocinar… y otras más grandes, que sirven para crear obstáculos para los coches, para pintarlas…

Cuerdas

¡Nunca me hubiera imaginado que las cuerdas podían ser un recurso tan versátil!

En casa tenemos algunas de diferentes grosores. Las cuerdas sirven para saltar o para simular serpientes. En cualquier momento se convierten en mangueras de bomberos o en una cuerda para trepar o en un tendero… ¡las posibilidades son infinitas!

Aquí en la foto… Terrícola la usa para remolcar el cortacésped, jajaja.

Piezas sueltas cuerdas

Cestos, capazos y carretilla

Un cesto en sí no encaja en el concepto de piezas sueltas…, tampoco una carretilla, pero sí que son imprescindibles para transportarlas de aquí para allá!! Y es uno de los recursos que más usa Terrícola.

Es muy habitual verle llenar los capazos con maderas, herramientas, piedras o tierra para luego descargar algunas piezas, coger de nuevas, y seguir su camino.

piezas sueltas cestos

Otras ideas

Hay muchísimos otros elementos que podéis disponer en el jardín, te hago una lista que, desde luego, no es cerrada.

piezas sueltas piñas, piedras

– piñas (podéis salir al bosque a buscarlas y encontrar de muchos tamaños y formas. Incluso se puede observar las que están comidas por las ardillas, las que están enteras, las que aún tienen piñones…).

– conchas y caracoles de mar

– hojas de árboles

– neumáticos (este es un recurso muy divertido, pero en casa no lo usamos porqué sacar el agua que se acumula dentro del neumático es misión casi imposible… y haríamos unos criaderos de mosquitos estupendos, jeje), pero si no tenéis ese problema, ¡adelante!

– troncos y palos que recojáis en el bosque

piezas sueltas palos

– alguna zona con tierra, arena o gravilla en la que vuestros peques se puedan abastecer para trabajar 🙂

Y hasta aquí el listado de elementos que usamos en casa.

Lo mejor de disponer elementos no estructurados (sin finalidad pre-establecida)… es que los niños en cada ocasión pueden decidir a qué quieren jugar.

Espero haberte convencido para que los uses, pero si te quedas con dudas… teclea en Google “loose parts for backyards” y alucina con la de ideas que se le ocurren a los peques.

Un abrazo,

Clara

 Quizás también te interese:

Cómo preparar un arenero para niños: ideas y trucos

Por qué cultivar plantas aromáticas con niños y cómo hacerlo

Por qué todos los niños deberían jugar con materiales no estructurados

¡Comparte si te ha gustado! ;-)

6 comentarios sobre “Cómo preparar un jardín para niños (I). Piezas sueltas.

Deja un comentario