6 beneficios de jugar con grandes bloques de construcción y favorecer el pensamiento espacial

Ya os he hablado en más de una ocasión sobre el juego de construcciones, cómo favorecerlo, por qué es importante… y es que es un juego que más allá de disfrutarse tiene mucho fondo. Quiero decir que a través del juego con bloques los niños están practicando muchísimas habilidades y recursos, aunque ese no sea el objetivo del juego.

Yo no soy nada partidaria de ofrecerle a los pequeños materiales de juego en los que detrás haya la única intención de que aprendan. Siento que los niños aprenden jugando, que espontáneamente se hacen preguntas y sacan conclusiones asombrosas que les permiten ir avanzando en sus pensamientos y conclusiones.

Creo que si un material tiene como único objetivo el aprendizaje de una habilidad… en realidad no es un juguete, sino un material didáctico, que puede estar muy bien, por supuesto, pero que no es un material de juego.

Pero los bloques son, para mí, un elemento de juego estupendo que, de forma indirecta, como os decía, permite aprender muchísimas cosas. Pero siempre a través del juego, de forma que el placer está presente en todo momento.

Jugando con bloques los niños desarrollan habilidades que más adelante serán necesarias en las distintas áreas de ciencias, como en tecnología, ingeniería o matemáticas.

Seguramente si os pido que visualicéis juegos y propuestas de construcción os vendrán a la cabeza los típicos bloques de madera o bien materiales de plástico tipo duplo o lego. Por eso hoy quiero hablaros de algo distinto, propuestas para jugar a construcciones a lo grande, pues ofrecen otras posibilidades y beneficios distintos a los materiales más pequeños y además son estupendos para favorecer el pensamiento espacial, como os explicaré más adelante

¿Te apetece seguir descubriendo los beneficios de los grandes materiales de construcción? ¡Pues vamos allá!

6 BENEFICIOS Y POSIBILIDADES DE USAR GRANDES BLOQUES DE CONSTRUCCIÓN

1. Atraen a los niños que no disfrutan con el trabajo más minucioso

Muchas veces he oído frases tipo “a tal niño no le gusta construir o no juega nunca con los bloques”, etc. Pero quizás no es que no le guste construir sino que no disfruta con el trabajo que implica más motricidad fina o de detalles y, en cambio, es un niño más motriz y expansivo que estaría encantado construyendo cosas mucho más grandes.

Construyendo con los Gigi bloks, un material de gran tamaño

2. Beneficios emocionales y mejora de la autoconfianza

Poder hacer grandes construcciones hace a los niños sentirse muy válidos y poderosos.

¿Has visto que torre más alta he hecho, incluso más alta que yo? Por eso, materiales ligeros como los Gigi blocks que os presentaré más adelante son estupendos. Son de cartón, muy ligeros, pero grandes y los más pequeños se sienten capaces y fuertes, reforzando su autoestima e imagen personal.

Hace un par de semanas, por ejemplo, mi sobrino cogió una caja enorme que había en el comedor y la llevaba de un lado al otro. Tendríais que haberle visto la cara y su risa… Estaba diciéndonos… ¿Habéis visto de lo que soy capaz? Fue un momento precioso que creo que ilustra perfectamente esto que os estoy contando.

3. Beneficios físicos y desarrollo de la motricidad gruesa

Ligado con el punto anterior, jugar con materiales de construcción más grandes posibilita al niño mover todo su cuerpo en ese juego. Para llegar a construir en la parte más alta hay que estirarse bien, tirar los brazos hacia arriba para poder seguir colocando piezas…

Tiendecita para jugar

O bien buscarse un taburete y trepar en él para llegar a lo más alto. Como veis, movimiento y más movimiento.

4. Enriquecen el juego de roles

Los materiales más grandes permiten crear muchísimas cosas con un objetivo concreto. Los niños podrán hacer sus propias casitas de juego, sus escondites, coches… y serán capaces de elaborar los elementos que enriquecerán su juego de roles, su juego simbólico.

Y construyendo todos estos elementos estarán, a la vez, beneficiándose del juego de construcciones y trabajando la concepción del espacio de la que ahora os hablaré.

Un coche fantástico

5. Favorece el pensamiento matemático y el razonamiento espacial.

A menudo asociamos las matemáticas a la parte de álgebra… pero las matemáticas incluyen también toda la parte del pensamiento espacial, que es aquel que permite las representaciones mentales de los objetos que hay en el espacio, sus relaciones… la capacidad de poder representarlos de forma material. Es decir, poder plasmar lo que vemos o pensamos en un dibujo o bien a través de materiales, como con los bloques de construcción. Relacionar como encajan los bloques, como alinearlos, etc. Ayuda también a los pequeños a desarrollar su pensamiento espacial.

Además, jugando con bloques grandes de construcción los niños tendrán que visualizar toda la sala en su conjunto para encontrar el mejor espacio, asegurarse de que la construcción cabe… y que después es posible jugar con ella, claro está. Así que se refuerza esta idea de trabajar el razonamiento espacial.

6. Desarrollo del juego cooperativo y favorecimiento de las habilidades sociales

La construcción de grandes elementos favorece el juego cooperativo, más aún si tenemos en cuenta que podrán crear elementos que enriquezcan sus aventuras. De esa forma, los niños tendrán que ponerse de acuerdo en qué construir, cómo… ¿De qué forma construiremos la torre? ¿Cómo de alta tenía que ser? ¿Cuál es la mejor forma de llevarla a cabo? ¿Dónde?

Y si cada uno quiere su propia construcción… ¿Cuántas piezas podemos usar cada uno? Tendrán también que expresarse, hablar y negociar para repartirse el material.

Por supuesto, esta opción siempre es posible si hay varios niños. Si en un momento dado hay un solo niño, pues tendrá todo el material para sí y podrá hacer lo que vibre con él en ese momento, pero yo he observado en casa que cuándo vienen amiguitos a jugar las grandes piezas de construcción son aún más divertidas y dan más juego, nunca mejor dicho.

IDEAS Y MATERIALES PARA CONSTRUIR A LO GRANDE

Si os he animado a construir a lo grande… Me gustaría hablaros de 3 materiales que me parecen estupendos y que dan mucho de sí. Además, son propuestas muy distintas entre sí, con lo que seguro encontráis aquella que mejor se adapte a vuestras circunstancias y espacio.

1. GIGI BLOKS XXL

Este material es de mis preferidos. Hace un par de años que lo tenemos en casa y no puedo ni contaros la de juego que ha dado.

Consiste en unos bloques de cartón y tienen dos medidas distintas 10x10x10cm y 20x10x10cm, lo cual hace que los pequeños sean justo la mitad que los grandes (ideal para incorporar de forma indirecta las fracciones, la numeración…)

Los bloques encajan entre sí y permiten todo tipo de construcciones muy estables y sólidas.

Casita de juegos. Él ponía esa madera en el tejado, pero una tela serviría.

Lo que el peque suele crear son casitas para sus juegos, pero también he visto coches, lavadoras, tiendas, murallas, escenarios… De hecho, es habitual que lo que esté viviendo en un momento concreto sea después reproducido con sus bloques de cartón.

El mostrador de una tienda

Otro punto fuerte de los Gigi bloks es que son de color cartón, un color natural que da espacio a imaginarse cualquier cosa. Al no ser colores muy definidos es posible imaginar múltiples cosas con ellos. Y si necesitan personalizar alguno… pueden pintarlos y dibujarlos.

Algo que me preocupaba a mí era cómo almacenarlos cuando no están en uso, pero con el tiempo hemos encontrado nuestra mejor opción. Hacemos columnas altas y las colocamos en algún rincón que tenga poco tránsito.

También podéis hacer una muralla y adosarla a la pared. Apenas ocupará espacio.

Y por último… siempre podéis dejar alguna estructura que os sea útil montada. Tipo algún cuadrado en el que almacenar cosas o materiales dentro, etc. Cada uno, lo que sienta que va mejor con su espacio o casa.

Si os gusta este material en Jugaia encontraréis toda la gama de los Gigi bloks. Yo os recomiendo tener al menos 60 piezas, para tener material para crear buenas estructuras. No hay nada más frustrante que querer construir y no tener stock de ladrillos, jeje.

2. TRIGONOS

Trígonos es otro material increíble que permite construcciones a lo grande.

Consiste en unas piezas de tela y unos palos de madera que unidos a través de unos conectores de madera van a dar forma a un sinfín de estructuras, que enriquecerán el juego simbólico. Las creaciones serán grandes y fuertes así que el juego en su interior está asegurado.

Pero además es un juego que ayuda a comprender conceptos matemáticos, como la simetría, la geometría ¿Cuántos triángulos o rectángulos han surgido con nuestra construcción?

Es un juego estupendo para niños a partir de 4 años más o menos y no me atrevería a poner límite de edad porque la verdad es que hasta mí me sigue encantando, jeje.

Si os gusta Trígonos aquí podéis encontrarlo e incluso ver un pequeño vídeo sobre el material.

 3. COJINES Y LADRILLOS DE ESPUMA

Por último, os quiero hablar de algo que es muy obvio pero que siempre da de sí un montón de creaciones espontáneas y es el uso de cojines y colchoncillos para construir.

En casa es habitual ver cojines adosados al sofá para crear alguna cosa. Tenemos cojines normales y algunos más rígidos, reciclados de un antiguo sofá.

En el espacio de educación compartida también tenemos un montón de colchones y cojines que a menudo son convertidos en casitas, aviones (que suelen ir a Chile, jeje), autobuses…

Casita de juegos. Varios cojines en vertical y un colchón encima.

En escuelas y espacios más grandes puede ensancharse este juego con ladrillos de espuma más rígida, que permitirán infinidad de construcciones.

Se trata de cuadrados de espuma de grandes dimensiones (unos 60cmx40x20cm) y que permiten múltiples construcciones y juegos. Un solo cojín puede ser un coche, una moto… Pero si apilamos 3 0 4 podremos crear una casita… Y si juntamos muchos más las posibilidades ya son infinitas: trenes, autocaravanas…

CONCLUSIÓN

Los grandes bloques de construcción son un éxito asegurado porque permiten crear muchísimas cosas con un propósito. Haciendo casitas, tiendas, escondites tienen un objetivo que enriquecerán su juego de roles pero a la vez están jugando a construcciones y trabajando la concepción del espacio de la que os he hablado anteriormente.

¿Cómo construir en la realidad la edificación qué quiero realizar y que veo en mi mente? ¿Cómo construir mi casita de juegos? ¿O una silla? ¿O un coche?

Muralla con puerta corredera

Además, al jugar con este tipo de bloques los niños sienten la satisfacción de crear de cero algo por sí mismos, algo grande y que les impulsa a seguir siendo creativos y creando nuevos retos.

¿Qué más se le puede pedir a un material de juego?

Un abrazo, Clara

¡Comparte si te ha gustado! ;-)

6 comentarios sobre “6 beneficios de jugar con grandes bloques de construcción y favorecer el pensamiento espacial

  1. Me encanta el post y los materiales!!! Para los bloques crees que con 3 años los disfrutará, o es un poco pronto? Queríamos regalarle un kapla por navidad, pero me la imagino más con estos bloques…
    gracias!

    • ¡Hola Belisana! Pues con 3 años es justito para que haga por sí misma grandes estructuras… aunque puede empezar a apilar ladrillos o hacer filas largas y bajas. Si os apetece podéis construir con ella también. Empiezan a hacer construcciones más laboriosas (con este material) entre los 4 y 5 años, según el niño. Pero para 3 añitos… entre kapla y los Gigi bloks yo veo más apropiados los segundos. Kapla a esa edad lo usará más como material no estructurado, no tanto para construir. Espero haberte ayudado. Abrazos, Clara.

    • Hola Neus, pues no nos ha pasado nunca… Si pisan un solo bloque es posible que se chafe un poco, pero las estructuras una vez armadas son sólidas. De hecho, se puede incluso hacer una silla y sentarse en ella… Es cartón bastante resistente. Abrazos, Clara.

  2. Me ha encantado el post. Es un tema muy interesante la construcción de espacios que pueden ser vividos “con todo el cuerpo”, que implicaba acciones grandes con el cuerpo y no sólo a través de personajes miniatura. Mi hija mayor, que siempre ha sido una constructora de grandes dimensiones usaba libros, cojines, colchones, a los que luego añadía piezas más pequeñas como pequeños bloques de construcción. Pero sobre todo recuerdo los libros. Esos bloques de cartón creo que hubieran ido perfectos para cubrir sus necesidades constructoras.
    Gracias!

Deja un comentario