Pintando con tierra, un pigmento natural

¿Para qué comprar pinturas y témperas si la naturaleza nos ofrece un sinfín de pigmentos naturales?

Pintar con tierra es una actividad muy senzilla que permite que nuestros pequeños estén en contacto con la naturaleza y el barro (ya te avancé en el post de ayer cuántos beneficios tiene esto) aunque no tengamos jardín o terraza. Protegiendo bien la mesa o el suelo se puede pintar perfectamente con tierra dentro de casa.

Pintar con tierra

BENEFICIOS DE PINTAR CON TIERRA

  • Permite que nuestros pequeños aprendan acerca de los tesoros que la naturaleza nos ofrece, como por ejemplo, un sinfín de pigmentos naturales. Hoy veremos los marrones.
  • Nos ayuda a no fomentar el consumismo, ya que no hace falta comprar nada. Es tan económico… ¡que es gratis!
  • Estimula el pensamiento creativo. Ver que de la tierra se puede hacer pintura abre la mente a nuevas posibilidades de exploración y de investigación, acerca de cómo obtener pintura con otros elementos, pensar en nuevos usos para la tierra…
  • Nos ofrece una excusa para salir de excursión, en busca de distintos tipos de tierra y colores. Nosotros ya tenemos localizados cerca de casa tierras de color marrón, rojo, gris y negro. ¿No está mal eh?
  • Nos permite seguir conectados con la naturaleza una vez hemos regresado a casa. Usamos materiales que hemos obtenido de ella para crear y disfrutar.

NOS VAMOS DE EXCURSIÓN. MATERIALES:

Lo primero que hicimos fue salir un día de excursión, en busca de tierra para pintar, y nos llevamos los siguientes materiales:

  • 1 martillo pequeño para reblandecer la tierra
  • 1 pala para recoger la tierra que hemos picado
  • 1 tupper grande para guardar la tierra

Aquí Terrícola está picando un poco de tierra, que observa como se deshace y cae en forma de arena al suelo. Es bueno recordar que hay que hacerlo con suavidad, ya que hemos de cuidar la naturaleza.

pintar con tierra 1

Después recogemos la tierra con la pala y la guardamos en el tupper.

pintar con tierra 2

PREPARAR LA PINTURA. PROCEDIMIENTO.

De regreso a casa ya podemos preparar la pintura. Nos hacen falta los siguientes materiales:

  • Un cartón para proteger la superficie dónde se vaya a pintar
  • Un papel grande o una cartulina
  • Pinceles
  • La tierra que hemos buscado
  • Agua
  • Colador de arena de playa (recomendable, no imprescindible)

Terrícola preparó dos tonalidades. Una con la tierra marrón que había cogido y otra con turba negra que teníamos en casa (la típica tierra para trasplantar plantas).

pintar con tierra 3

Aquí se ve la diferencia de tonos. Te recomiendo colar primero la tierra con el típico colador que viene con los cubos para jugar con arena, para evitar que queden partículas muy gruesas. Esto lo aprendimos la primera vez, jeje, vereis que en las fotos se ven algunos tropezones de tierra.

pintar con tierra 4.1

Con la tierra ya finita, se va añadiendo agua. Terrícola fue removiendo poco a poco hasta obtener una textura cremosa. ¡Y listo! ¿Fácil, eh? Ahora viene la mejor parte, pintar y dejar volar la imaginación.

pintar con tierra 5

Como es un material más tosco y del que se pueden hacer grandes cantidades, podéis buscar diferentes tipos de pinceles, incluso brochas, para que hagan grandes trazos y jugar no solo con las tonalidades de marrones sino también con los distintos grosores de los trazos.

Y aquí va el resultado final.

pintar con tierra 6

Esta es una versión muy senzilla y fácil para pintar con tierra. Espero que vuestros peques disfruten tanto como mi Terrícola. En breve te mostraremos otras formas de pintar con tierra. 😉

Un abrazo,

Clara

Quizás también te interese:

Cómo hacer un telar natural con tronquitos

14 actividades y juegos con piedras pintadas

Por qué ofrecer juguetes de calidad y cómo hacerlo

¡Comparte si te ha gustado! ;-)

Deja un comentario