La importancia de no aplastar la imaginación infantil

No hace mucho paseábamos por la calle y Terrícola quiso subir a uno de estos coches que hay delante las tiendas, los típicos a los que se les pone 1 euro, se mueven y suena música. Él siempre se sube pero yo jamás he puesto ni una moneda y apenas sabe que funcionan porqué, aunque parezca un milagro, nunca ha coincidido viendo uno en acción. Pues bien, justo este día viene otro niño y se sube a su lado. La madre va a poner 1 euro y yo ya estaba pensando que a partir de ahora el peque me pediría … Read more…

¡Comparte si te ha gustado! ;-)