La generación de los niños que siempre miraban hacia abajo

Este fin de semana salimos a cenar a un Restaurante. Cuando Terrícola había acabado de cenar se bajó de la silla y empezó a observar a los otros comensales del restaurante, a mirar por la ventana, dar alguna que otra vuelta… Observé algunas miradas de reprobación hacia mí: ¿Por qué no le obligaba a sentarse en la silla y estarse quieto? A mi modo de ver… el peque no estaba haciendo nada malo o incorrecto, solo estaba siendo un niño, lo que implica (al menos a la edad de 3 años y 10 meses) movimiento constante. Cuando miré a mi … Read more…

¡Comparte si te ha gustado! ;-)