8 formas de usar las piedras de contar historias y sus beneficios

Hacía muchísimo tiempo que quería pintar algunas piedras para explicarle historias al peque con ellas. Y es que me encantaaa narrar cuentos. Es increíble poder estar pendiente de las expresiones de los niños, añadir sonidos, gesticulaciones, sin estar mirando el papel y las letras. Poder ir cambiando la historia, improvisando…

Este verano mi amiga Lidia me contó que su madre, Pedramaris, pintaba unas piedras espectaculares… Y no lo dudé, le pedí si me hacía unos dibujos bien especiales para contar historias fantásticas a Terrícola y este es el resultado.

Piedras contar historias

¿A qué son una maravilla? Las hay que incluso tienen relieve, como el tejado de esta casita o las burbujas del pez. Espero que se aprecie bien en la foto.

piedras de contar historias - relieve

CONTAR HISTORIAS A PARTIR DE PIEDRAS tiene muchos BENEFICIOS. Entre ellos:

  • Es una forma de acercar la naturaleza a nuestra hogar y de usar elementos naturales para jugar y disfrutar (sabéis que es una de mis debilidades).
  • Potencian la oralidad, la escucha y la concentración. No hay imágenes que seguir, como en un libro, hay que crearlas en la mente, lo cual es un ejercicio fantástico para desarrollar la imaginación.
  • Cuando es el niño el que explica la historia mejora el desarrollo del lenguaje.
  • Si las hacéis vosotros mismos, favorecen la creatividad (la forma más sencilla de pintarlas es con rotuladores permanentes).

En resumen, que son un recurso increíble. Yo estoy tan entusiasmada con ellas que creo que vendrán futuros posts, a medida que las vayamos usando.

FORMAS DE USAR LAS PIEDRAS DE CONTAR HISTORIAS

Estas piedras son un recurso abierto, no hay una sola manera de usarlas. Se pueden improvisar e inventar cuántas formas se quieran, hoy te traigo 8 de ellas. Según si hay uno o varios niños, su edad, etc. será mejor una opción u otra, ¡eso ya lo dejo a vuestra elección!

1) El niño o la niña improvisa con la bolsa de piedras. Cuando son nuevas lo mejor es dejarles la bolsa y ver cómo las usan. Es la forma más sencilla pero también la más interesante para empezar. ¿Qué harán con ellas? Seguramente mirarán los dibujos primero, les dará tiempo de asimilar qué es cada uno y qué puede representar.

Una vez familiarizados con ellas es muy probable que se expliquen historias a sí mismos y que inventen múltiples juegos con ellas.

piedras d contar historias 2

2) El narrador explica la historia según el orden en que van saliendo las piedras. Con todas las piedras dentro de una bolsa, el niño o la niña va sacando las piedras de una en una y el narrador (mamá, papá, la maestra…) va trazando una historia, que va girando y recorriendo nuevos caminos en función de las piedras que salen al azar.

3) El niño ordena las piedras de una forma predeterminada antes de empezar y el narrador va a seguir ese orden, que ya conoce de entrada, para trazar la historia. En esta forma hay menos improvisación, porqué conocemos de antemano el orden, pero ello nos da la oportunidad de tejer una historia más trabajada.

4) El niño narra la historia. Según la edad que tenga el peque, será él quién explique la historia, en función de las piedras que el adulto, otro niño o él mismo vaya sacando de la bolsita cerrada. Esta es la mejor opción para trabajar la propia imaginación del niño y potenciar la oralidad y el desarrollo del lenguaje.

5) El niño da pistas relacionadas con cada piedra que sale de la bolsa. Es decir, habrá un narrador pero el niño da una pista vinculada con la piedra que saca. Es una forma de tejer la historia entre el adulto y el niño. Esta versión me gusta especialmente porqué da la oportunidad al peque de dirigir un poco la historia hacia sus inquietudes o gustos personales, aunque no sea quién esté narrando el cuento.

piedras de contar historias 3

6) Esconder las piedras de contar historias por el comedor de casa, el jardín, el bosque o dónde estemos. La historia se va trazando a medida que aparecen las piedras. Lo bueno es que como se busca cada piedra, una a una, hay intervalos de tiempo para que el narrador prepare mejor el siguiente paso. Esta es una opción más interactiva y más movida pero, evidentemente, los niños van a estar menos concentrados en la historia y más emocionados buscando piedras. Creo también está bien, ¿hay momentos para todo, no? 🙂

7) Todas las piedras están boca abajo. El narrador empieza a trazar una historia y… ostras, cada vez que no sabe como sigue… el peque le da la vuelta a una piedra y… la imagen ayuda a seguir la historia. Pero este narrador está hoy muy despistado… y va necesitando que de vez en cuando el niño gire alguna piedra para ofrecerle inspiración.

8) Usar las piedras de contar historias con un grupo de niños. Cuando estamos con un grupo de varios niños podemos añadir nuevas formas. Por ejemplo, cada niño coge de entrada 2 o 3 piedras de la bolsa. Uno empieza contando la historia en relación a una de las piedras que ha sacado, después le toca el turno al de su lado, al otro, etc. Cuando ya se ha dado toda una vuelta, se empieza otra ronda con la segunda de las piedras que se sacaron.

Seguro que existen muchas otras formas de usar las “piedras de contar historias”, tantos como la imaginación nos deje alcanzar, pero para empezar creo que ya es bastante, ¿verdad?

piedras de contar historias 5

Espero haberos animado a que tengáis vuestras propias “piedras de contar historias”, ya sea que las hagáis en casa o que las encargues a artistas como Pedramaris. Serán un regalo muy especial para tus peques, estoy segura.

¡Que disfrutéis contando mágicas historias!

Un abrazo, Clara.

Quizás también te interese:

Aprender emociones creando caras con piedras

Cómo hacer un calendario para niños inspiración Waldorf

Rebozarse en el barro hace a los niños más felices

 

¡Comparte si te ha gustado! ;-)

9 comentarios sobre “8 formas de usar las piedras de contar historias y sus beneficios

  1. Genial entrada Clara! Nosotros pintamos nuestras propias piedras hace tiempo y las usamos a menudo, es una actividad que potencia mucho la creatividad y sirve para desarrollar las habilidades narrativas de los peques. Nosotros usamos una variante de tu última propuesta: en círculo nos vamos pasando la bolsa de piedras, cada uno saca una e inventa un trozo de la historia, luego le toca al de al lado y así hasta terminar la historia o las piedras jajaja!

    • Gracias Club Peques Lectores! Qué bien que aportes una nueva modalidad, si es que son infinitas y dependen también de la edad de los niños, si hay uno o varios… todo es empezar a usarlas! Un abrazo!!

    • Gracias Hirosaki. Toda la razón, son una obra de arte, ojalá dibujara yo así de bien! Me alegro que te gusten. Muy prontito publicaré otro post con actividades con piedras… explicaré qué rotuladores hacemos servir nosotros para pintarlas, por si te sirve. Un abrazo guapa. Clara.

    • Gracias Nilze. Estoy convencida que en Brasil las puedes encontrar también y hechas a mano, que son preciosas. Busca en google o Instagram si las encuentras artesanas. Sino… las STORY CUBES seguro que las venden en todo el mundo. Son unos dados para contar historias, para mí tienen menos encanto pero ya vienen hechos. En Amazon mismo los encontrarás, no conozco tiendas de juguetes en Brasil. Un abrazo, Clara.

  2. Me apunto! Excelentes ideas, muy económicas y viables.
    A mi niño le encantan los cuentos y las piedras.
    En seguida voy con mi hijo a recorrer el patio en la búsqueda de piedras para pintar

    • Gracias Milka. Me alegro que te gusten las ideas y que disfrutéis con el peque contando cuentos. A ver qué le parece esta forma de explicar historias. Un abrazo! Calra.

  3. Las puedes hacer con rotuladores Posca, te encantaran. Son algo caros..pero una pasada. Hay versiones baratas para niños, que tambien van bien. Nosotros hacemos muchas…ademas las dibuja mi hija…y las regala muchas veces. Siempre que a alguien le guata alguna se la regala, pues ella puede hacerse otra. Es genial.
    Nosotros las usamos junto con los storycubes, qur es algo parecido, pero te agrega que los dibujos no son siempre los mismos

Deja un comentario