6 razones para jugar afuera cuando llueve o hace frío

A veces me pregunto cómo puede ser que en un país con el nuestro, al sur de Europa, en el que gran parte del año hace buena temperatura, los niños salgan menos a la calle que en los países nórdicos. Especialmente cuando llueve o hace frío… las calles quedan desiertas de niños. Y, aunque parezca contradictorio o extraño… creo que ese es precisamente el quid de la cuestión, estamos acostumbrados al buen tiempo y en cuanto caen 4 gotas nos encerramos en casa.

El 50% de mi ADN es holandés y he podido comprobar que en ese país, Holanda, los niños están muchísimo más tiempo en el exterior que aquí. Usan menos coche, van siempre en bici incluso cuando llueve, juegan en los parques estén mojados, secos, haga frío o calor… se trata sencillamente de ir vestido adecuadamente y dejar los miedos a los resfriados a un lado (más adelante te digo el porqué).

Es posible que pienses, sobre todo si vives en zonas poco lluviosas de la Península, que para qué van a salir los niños cuando llueve o hace mucho frío, total, son pocos días al año, ya saldrán cuando haga sol. Pero creo sinceramente que es importante que salgan a fuera haga el tiempo que haga, ello les hace más resilientes y adaptables a los cambios en la vida. “Vaya, ¿hoy llueve? Síiiii, bieeen, llueve, podremos saltar charcos, pintar con barro, mojarnos la cara con agua de la lluvia…“. Los niños aprenden así a ver el lado positivo de los cambios de las situaciones, en este caso, el lado positivo de las inclemencias del tiempo.

Jugar afuera cuando llueve o hace frío 1

¿PERO QUÉ BENEFICIOS TIENE SALIR AFUERA CUANDO LLUEVE O HACE FRÍO?

1. DA LA OPORTUNIDAD A LOS NIÑOS AUTORREGULARSE. Favorecer que los niños jueguen en el exterior en cualquier época del año permite a los más pequeños sentir el frío y el calor, valorar si van demasiado abrigados o demasiado poco, aprendiendo así a vestirse por sí mismos para cada estación.

Además, hace poco leí (no recuerdo dónde, lo siento mucho) que cuando llueve es importante no decir inmediatamente a los niños “coge el paraguas para salir”. Con anunciar que llueve es bastante. Ellos pensarán, entonces, que necesitan un paraguas, un chubasquero, botas… Si deciden salir sin nada, probablemente comprobarán que se están mojando y volverán a buscar lo que necesitan. Es una forma de potenciar su autonomía y de darles la oportunidad de empezar a cuidarse por sí solos.

2. LOS NIÑOS SE VUELVEN MÁS ADAPTABLES Y RESILIENTES. Los estudios que han valorado el aprendizaje en las escuelas del bosque concluyen que el hecho de que los niños desarrollen gran parte del día al aire libre, con independencia de las condiciones metereológicas, hace que éstos sean más resilientes y se adapten mejor a los cambios de la vida, pues aprenden a jugar y desarrollarse aunque las condiciones externas sean cambiantes. Puedes leer más sobre ello aquí y aquí.

3. FOMENTA LA CREATIVIDAD. En un día de lluvia se pueden hacer cosas distintas y las de siempre, se pueden hacer de otra forma. Se dibuja mejor con tronquitos sobre un suelo de tierra mojada que sobre uno seco, por ejemplo.

¿Y qué me decís de la nieve? ¿Cuántas cosas se pueden hacer con ella? Se pueden construir muñecos de nieve, iglús… ¿Y qué sensaciones ofrece? ¡Eso es algo que no se puede perder ningún niño!

collage jugar afuera cuando llueve o hace frio

4. APRECIAR MEJOR LOS CAMBIOS DE ESTACIONES. Últimamente hay una legión de niños que pasan de casa a la escuela, de la escuela a extraescolares y de ahí a casa de nuevo. Apenas han pisado la calle y mirado hacia el cielo. Viven los cambios de las estaciones a través de los clichés típicos que se transmiten en la escuela o en la decoración de los establecimientos… ¿pero de verdad observan que sucede ahí fuera?

Hay un montón de preguntas qué hacerse al aire libre, para aprender sobre las estaciones. Por ejemplo:

¿Sólo hay hojas marrones en otoño? ¿O sigue habiendo pinos verdes?

¿Cómo sobreviven los animales al invierno? ¿Qué comen? ¿Los hay que duermen hasta primavera?

¿En invierno siempre hace frío o al mediodía puede salir un sol calentito?

¿En qué época del año usan más las botas de lluvia?

lluvia 1

5. SE FORTALECE SU SISTEMA INMUNOLÓGICO Y LES PROTEGE DE LOS VIRUS. ¿Sabías que realmente el frío no enferma? Precisamente uno de los motivos que hace que los niños enfermen más en invierno es el hecho de estar encerrados mucho tiempo con otros niños en espacios cerrados y con menor ventilación que en verano. Es un caldo de cultivo estupendo para la propagación de virus. Te enlazo aquí un artículo del blog Bebés y más que habla especialmente sobre el frío y los niños.

Pasar frío sí puede hacer bajar nuestras defensas y entonces somos más vulnerables a los virus, pero si salimos a fuera en invierno bien abrigados no hay que temer (hablo de niños sanos y como norma general). En breve te explico cómo nos vestimos en casa para jugar bajo la lluvia o en el frío.

6. POTENCIA QUE LOS NIÑOS HAGAN EJERCICIO. Ello les ayuda a dormir mejor, reduce la obesidad infantil y mejora el sistema inmune. ¿Qué más se puede pedir?

En resumen, aprovechar la oportunidad que nos brindan los cambios de estaciones para favorecer que nuestros hijos salgan afuera y aprendan a adaptarse a ellos es una gran idea. Los peques serán más resilientes y positivos en la vida. Además, vivimos en un país estupendo, sin el frío realmente peligroso que puede hacer en otras zonas del planeta, pero ni que ese fuera el caso… “los niños crecen sanos alrededor del mundo, vivan en el polo norte, vivan en el desierto o en los trópicos, y lo hacen estupendamente”, como dice Andrew McMartin, de Wildearth.org. Se trata de aprender a valorar cada situación y vestirse adecuadamente.

Espero que os animéis a salir con vuestros peques haga frío o llueva y no por ninguna de las 6 razones anteriores, sino por otra más importante todavía: ¡estrecharéis lazos saltando juntos los charcos más grandes que encontréis! ¿Te atreves a calzarte botas de agua de nuevo? 😉

Abrazo,

Clara

Quizás también te interese:

Al mal tiempo, ¡Ropa adecuada!

La era de los parques de caucho

Guía de parques infantiles naturales, ¿me ayudas a hacerla?

 

¡Comparte si te ha gustado! ;-)

55 comentarios sobre “6 razones para jugar afuera cuando llueve o hace frío

    • Muchas gracias Heike, no sabes la ilusión que me ha hecho que te hayas pasado por aquí! Te sigo hace tiempo y tu libro “Educar en verde” es una maravilla. Sí, poco a poco como dices van cambiando las cosas. Un abrazo fuerte. Clara.

  1. Gracias por este post! Nosotros vivimos en UK y ya estaba cansada de tener que escuchar que nosotros no podemos hacer nada fuera de casa. Vamos, si nos tuviéramos que quedar en casa cada vez que llueve… No saldríamos nunca! Mi hijo tiene 18 meses y es callejero 100%. Lo de quedarse en casa no es una opción para él, así que le pongo un mono impermeable, unas botitas de agua y arreando. Y lo que disfruta saltando en los charcos? O notando las gotas de agua en su cara? A los niños hay que “airearlos”.

    Un saludo.

    • Gracias Moon. Totalmente de acuerdo contigo, los peques tienen que salir afuera. A nosotros se nos hace un mundo la lluvia pero a ellos les encanta. Vamos, al mío le parece que llueve poquísimo aquí, estaría encantado de vivir en UK y poder saltar charcos más amenudo. Me alegro que tu niño pueda disfrutar plenamente de esa experiencia. Un abrazo. Clara.

    • Nunca mejor dicho, necesitan agua para hidratarse por dentro… ¡y por fuera! Y tienes toda la razón, tiempo al aire libre mejora el humor de los niños y de los adultos también, ¿eh? Jeje. Un abrazo Judith.

  2. Hola Clara! Muy interesante artículo, viene como anillo al dedo ahora que en México está comenzando la época de frío.
    Quedo pendiente tu comentario respecto a cómo se visten uds. en casa para jugar bajo la lluvia o en el frío.
    Saludos 🙂

    • Gracias Adela Luna. ¡Que ilusión saber que me sigues desde México! Espero publicar este post en una semana, 10 días, para que no tengáis que esperar mucho. Un abrazo fuerte guapa. Clara.

  3. Buenisimo el post y lo comparto!
    Aun recuerdo jugar carreras de barcos de papel en la corriente de agua que se formaba en nuestra calle! Y jugar al “poder negro”: nos zambullíamos en los charcos hasta quedar negros de pies a cabezas… Y luego, mangueraso! ?creo que es fundamental para los niños vivir esto!
    En ñz andan descalzos aun en invierno!!!!

    • Me ha encantado esto del “poder negro” Josefina! Seguro que os sentíais muy poderosos!! Yo también creo que es fundamental vivir estas experiencias, es una forma de experimentar con el clima, el cambio en las materias cuando llueve (de tierra a barro, cuando nieva (de líquido a sólido ), etc. Es mucho más educativo de lo que creemos. Gracias por estar aquí. Un abrazo guapa.

  4. GENIAL!!! pensaba que no había muchas personas con esta opinión y me encanta comprobar que no soy un bicho raro por pensar así ;P. A mi siempre me ha gustado la lluvia y con 36 años aún calzo botas de agua y me pongo un chubasquero para disfrutar del agua, casi casi como hacía de pequeña que me quedaba rato bajo la lluvia y chapoteando, y es algo que siempre he pensado inculcar a los niños. Ahora con uno de 7 meses, cuando llueve me dicen “hoy todo el día encerrados en casa, pobre el peque” y no es así, igualmente salimos y hacemos lo que queremos hacer que para ello hay ropa para la lluvia, para que se pueda disfrutar igualmente. Y lo mejor llega después, al llegar a casa, un baño bien caliente que te deja como nuevo!

    • Gracias Ruthy! Yo reconozco que desconecté bastante de estas sensaciones que ofrece la lluvia… hasta que el peque me dio la oportunidad de reconectar de eso. Y estoy feliz, me calzo las botas de agua y nos lo pasamos pipa. Tienes razón, es una maravilla salir afuera a disfrutar cuando hace frío o llueve… para volver a casa a darse un baño calentito! Que disfrutes con tu pequeñín!! Un abrazo guapa.

  5. Hola! felicidades Clara! está precioso tu blog e irradia pasión: justo lo que me gusta encontrar en las personas y los proyectos! 🙂
    Comparto tanto tu visión que, cuando mi hija Elia se acercaba a los 3 años, decidí crear en Madrid capital un proyecto para ellas y otras criaturas en el parque del Retiro, en pleno centro de Madrid (me chifla Madrid centro!) y en pleno barro, verde, aire, ritmo natural…
    Elia y sus compas se pasan 5 horas haciendo juego libre entodo el parque, el 8 de enero y el 8 de julio :D, desde primera hora de la mañana.
    Y las acompañantes de las criaturas usan el dicho de monte de “no hay mal tiempo sino mal equipo”.
    Un fuerte abrazo y gracias por compartir tu riqueza! ¡y públicas gracias a Alessia, una mamá del proyecto, que es quien me ha pasado el enlace a tu blog! susana

    • Gracias Susana, me alegra mucho que te guste el blog. ¡QUé iniciativa tan buena esta que comentas! Que suerte tienen los peques de poder disfrutar en el parque del Retiro de trastear y remenar la tierra libremente. ¿Es una iniciativa pública y abierta? Gracias de nuevo, a ti y a Alessia por compartir. Un abrazo guapa. Clara.

  6. Muy oportuno el post… Hace poco hablábamos con una mamá originaria de Canadá sobre esto. Donde ella vive es habitual la lluvia y hace mucho más frío que aquí, por lo que ella y su niña nunca dejan de salir, llueva o haga frío. Yo misma viví en Irlanda, y si allí se dejara de hacer algo porque llueve no saldrían a la calle casi nunca. Vivimos en una ciudad pequeña con un gran parque que muchas mañanas parece ya un desierto… ¡y no estamos ni en noviembre! Por no hablar de los atascos monumentales de coches llenos de papás con niños cuando caen cuatro gotas. Realmente necesitamos un cambio de mentalidad.

    • Tienes toda la razón Sara. En los países lluviosos salen con cualquier clima porque de lo contrario no verían la luz del sol. Precisamente por eso creo que aquí deberíamos pensarlo bien… en vez de escondernos de las 4 gotas de agua deberíamos salir a disfutarlas. Poco a poco… yo creo que está habiendo un cambio. Espero que en pocos años dejen de haber atascos a la salida del cole en los días lluviosos, jeje. Gracias por comentar. Un abrazo. Clara.

  7. Muy buen post.. Es algo que todos los padres deberíamos hacer no importe en donde se viva.. Gracias por esas palabras que nos ayudan a ser mejores con nuestros hijos.. Saludos desde Ecuador

  8. Genial el artículo. Totalmente de acuerdo.
    Mi nombre es Bibiana, y estoy montando junto con unas compañeras un espacio de educación en la naturaleza, Nenea, medrar creando. Estamos en Lugo en un entorno privilegiado reserva de la biosfera. http://www.nenea.es por si quieres conocernos.
    Comparto el artículo en mi facebook, y en la página de la asociación nacional de educación en la naturaleza a la que pertenecemos. La conoces? te dejo el enlace para que te pases, https://asociacionedna.wordpress.com/.
    Un saludo.

    Bibi

    • Gracias Bibiana. Acabo de visitar la web de Nenea y el proyecto tiene un pinta estupenda, os deseo mucho éxito. Veo que por el Norte tenéis muchas iniciativas en la naturaleza, que bien (y que lástima que me quede lejos! jeje). Conozco EDNA, la sigo en Facebook. Gracias por compartir. Un abrazo guapa.

  9. Gracias por el post! Yo me he comprado botas de agua a mis 36 para saltar charcos con mi hija, ahora que mis padres no me ven. Jaja!!! ¿podeis recomendar algunas paginas weeb donde poder comprar con line ropa de lluvia para bebes y niños que este bien de precio? Un saludo

    • Hola Mjosep, ¡qué bien que te hayas comprado botas de agua! Ya verás que les sacas partido! Pues precisamente esta semana entrante viene la segunda parte del artículo, dónde os acercaré los materiales que usamos y dónde comprarlos. Si me sigues en facebook verás la publicación. Si prefieres, te aviso personalmetne. Un abrazo y gracias.

  10. Hola Clara. Me pareció excelente tu pos. Consideró notablemente que nosotros los adultos les demos la oportunidad a los niños de sentirse libres y de explorar. Yo Soy técnico de Parvulo y me encantaría que los padres tomarán conciencia de que sus hijos vivan éstas experiencias, ya que los ayudaría a desarrollar aún más habilidades y obtener aprendizajes significativos. Yo soy Madre y mi hijo tiene 4 años y el es feliz cuando pasa por los charcos de agua y salta co zapatillas o sale al ante jardín para sentir la lluvia en su cara y en sus manos.
    FELICIDADES!! Me encantó tu texto CLARA Saludos.

    • Muchas gracias Pamela. Qué suerte tiene tu peque y tus alumnos de que tengas esa visión, seguro disfrutan de lo lindo sintiendo la lluvia en su piel. Gracias por comentar. Un abrazo fuerte. Clara.

  11. Muy buen post.
    Nosotros vivimos en el Pais Vasco y aquí no te puedes quedar en casa si llueve. Por eso, apreciamos el sol pero también la lluvia, los días de viento, cuando hay olas grandes o cuando nieva.
    A mi personalmente no me gusta decir buen tiempo al sol y mal tiempo al resto, no es real. Nos gustan las estaciones,
    y para terminar, os diré lo que dice mi paraguas, de una marca de ropa:
    NO RAIN, NO RAINBOW (sin lluvia no puede haber arco iris)
    😉

    • Lourdes, me encantado la frase “No rain no rainbow”!! Qué verdad tan grande! Y tienes toda la razón, llamamos buen tiempo al sol y con eso ya estamos transmitiendo valores, como si la lluvia fuera mala. La lluvia moja pero da unos paisajes preciosos, como los de tu tierra. Gracias por comentar. Un abrazo guapa. Clara.

    • Hola Joana, gracias por tu apreciación. Pero en este caso la palabra es resiliencia. No se trata de que los niños resistan el frío o la lluvia sino de que sean capaces de sobreponerse a las inclemencias del tiempo, afrontándolas de forma positiva, con creatividad… y salir fortalecidos de esas experiencias. Los artículos que cito en el texto también usan el concepto de resiliencia. Un abrazo guapa. Clara.

  12. Me ha gustado mucho
    , yo también vivo ahora en el norte, y si no sales cuando llueves, no saldrías casi nunca. Te convertirías en un ser insociable, perdiéndote cosas bonitas de la vida. Es totalmente cierto lo de los resfriados, nunca me he resfriado por la lluvia, y eso que salgo a correr a pesar de las inclemencias.
    Me crié en Andalucía y la lluvia la veía muy poquito. Y cuando llovía te quedabas en casa recogida, eran tantos los días de sol, que de vez en cuando apetecía estar en casa.
    Un saludo,

    • Gracias Inma. Sí, claro, cuando llueve se está muy agusto en casa también, jeje, no lo niego. Pero seguro que en el sur, que llueve poco, los niños también disfrutarían mucho de un ratito de lluvia para luego recogerse en casa. Un abrazo guapa.

  13. Hola una pregunta que tal vez pueda resultar estúpida pero… ¿Cómo os preparáis para salir bajo la lluvia? Porque yo cómo máximo llego a botas de agua e impermeable…

    Gracias

    • Hola Marta, para nada es una pregunta tonta. Me lo habéis pedido mucho así que intento tener este lunes un post en el que os cuento todo lo que nosotros usamos, por si os sirve. Un abrazo guapa. Clara.

  14. Mis hijos son adolescentes… Nacieron prematuros y después de la cervina y los problemas respiratorios los sacaba tooodos los dias afuera y lis llevaba al campo cuando se podía. Nunca mas una complicación. A mi sobrino misma edad que mus hijos no lo dejaban jugar al frió. Hasta hoy Pablo sigue con asma alergias y porquerias por el estilo.

    • Hola Layla, gracias por comentar. Me alegro que tus hijos estén tan sanos y que pudieran disfrutar al aire libre, hiciera el tiempo que hiciera. A veces no es sólo el clima sino también la alegría de vivir, de poder saltar y correr fuera, la que hace milagros, qué maravilla. Un abrazo.

  15. Hola
    Por fin un alma gemela!!!!!
    Me consideran un poco loca pues siempre sali con mis hijos, desde el primeiro més de vida, independiente del tiempo que hiciera…..lo que más les gustaba era, en inverno, cuando estaba lloviendo, les decia ‘ vamos a la calle’……..los vecinos y mi marido se quedaban mirando por la ventana…….nos poniamos escurriendo hasta las entranhas……pero el mundo era nuestro……
    Luego, cuando habiamos terminado con los charcos, con el barro, ……, volviamos, nos duchabamos……y ni un resfriado…. Uno ya tiene 18, el outro 15…..se adaptan a todo…..aprovechan la vida…..vemos los animales en las nubes….recojemos piedras…..disfrutamos de los ríos…..
    Enfin, no estamos locos, disfrutamos esté el tiempo como esté….
    Besos
    Mercedes

    • ¡Qué bien Mercedes! Seguro que disfrutabáis de lo lindo! Yo los primeros meses sufría más… ha sido viéndole a él disfrutar tanto en los días de lluvia que me dí cuenta que lo necesitan, que no les pasa absolutamente nada si van bien preparados y que aprenden a disfrutar de cada día, esté el cielo como esté. Para nada estabáis locos… y si algunos lo piensan… ¡que viva este tipo de locura! Abrazo.

  16. Totalmente de acuerdo, gracias Clara por escribirlo de este modo tan sencillo. Yo así lo viví y son los mejores recuerdos que tengo de mi infancia, la lluvia aún me encanta! Y eso hace que a mi nena de casi 2 años le permita mojarse, andar descalza, no abrigarse en exceso, etc. y es cierto! no se enferma. Siempre he creído que la fórmula es: lluvia+risas= no tenemos por qué enfermarnos! Saludos desde México.

    • Gracias a tí Santa por compartir tu experiencia. Y sin duda la alegría y las risas que comentas ayudan a estar bien sanos. Que disfrute mucho tu pequeña, de la lluvia y del sol también. Un abrazo, Clara.

  17. Me alegra enormemente tu reflexión escrita y todos los comentarios que han surgido… En revoltanatural.org organizamos actividades en la naturaleza para los centros educativos en Lugo (Galicia) y que pena siento cuando las/os profesoras/es nos preguntan por el cambio de actividad si llueve!!! NO hay cambio de actividad, hay cambio de ropa!!! Tenemos un manifiesto que les pedimos que lean antes de contratar la actividad, pidiendo que dejen a las/os niñas/os experimentar con la lluvia, que es la que nos proporciona este tremendo paisaje y esta maravilla de Reserva Terras do Miño.
    Un saludo revoltoso y que llueva !!!! (como ahora, por cierto)

    • Patricia, me ha encantado eso de “No hay cambio de actividad, hay cambio de ropa!!”. Eso sí ayuda a los niños a ser flexibles y adaptarse. Es un tema de mentalidad… Pero creo que poco a poco ya va cambiando. Y me váis a hacer mudarme al noroeste de la Península, cuántas iniciativas preciosas impulsáis allí, de verdad.
      Muchos éxitos con Revolta Natural. Un abrazo, Clara.

  18. Clavado!! Soy holandés y vivo con mi mujer española y 2 hijos con sangre holandesa/ española en Holanda. Y cuánto me cuesta explicar cada vez que jugar fuera con lluvia o frío NO es malo! Que ver la tele o el iPad es muchísimo menos saludable….

    • Hallo Martijn!! Qué gracia, yo soy justo a la inversa que tus hijos, madre holandesa y padre de aquí, viviendo en España. Sin duda, estar todo el día enganchado a una pantalla no es nada saludable, aunque eso parece tener el reconocimiento de la sociedad y jugar en la lluvia o el frío no. Poco a poco vendrán cambios, ya verás. Un abrazo!! Clara.

    • Andree no puedo responderte esa pregunta… creo que cada madre o padre debe valorar el estado de salud del niño, el tiempo… y aplicar el sentido común. Lo que sí sé es que si se sale bien preparado, con ropa impermeable de arriba abajo… los niños vuelven secos, salvo las manos claro, jeje. Un abrazo, Clara

  19. Me ha encantado, pero no me voy sin decir que en casa (padre holandés y madre española) la cosa va a la inversa: en cuanto está amenazando lluvia el padre se empeña en encerrarlo en casa y acabamos con unas broncas ridículas al respecto.

  20. Vaya María! Quizás tuvo bastante lluvia en Holanda y ahora prefiere disfrutar de los días secos, jeje. Dile que los niños disfrutan mucho de la lluvia y les ayuda un montón a ser flexibles con el tiempo y adaptarse a él. Bien preparados no se mojan ni pasan frío! Gracias por tu mensaje, me alegro que te gustara el post. Un abrazo!

  21. Como expatriada en Bruselas no podría estar más de acuerdo.
    Aquí hay un porcentaje TAN grande de extranjeros que miran/miramos el pronóstico del tiempo y parece que sólo hacemos planes “si hace bueno” (3 fines de semana al año) que salimos a la calle, parque, bosque con los peques y a veces nos encontramos solos.

    Vamos a buscar unas buenas botas de agua, un impermeable y unos pantalones calentitos y vamos a disfrutar un poco más de todo lo que hay ahí fuera, aunque no haga bueno.

    • Claro que sí Guadalupe, a disfrutar del exterior aunque no salga el sol, jeje. Me alegro haberos animado a buscar ropa impermeable y disfrutar de Bruselas!! Un abrazo guapa, Clara.

  22. Hola Clara. Estoy de acuerdo contigo menos en una. Qué los niños salgan sin importar el tiempo que haga, muy bien. Pero en la calle, no, sino en los parques publicos o zonas donde los niños no estén expuestos al tráfico. La calle no es un lugar de juego sino de circulación en el que un niño está expuesto a multiples peligros. Soy canadiense, de donde soy, la temperatura es de 10º bajo cero hasta 50º bajo cero y con nieve que hasta cubre los coches por completo y eso 6 meses al año. Los niños salen a jugar vestidos en condiciones, pero no en las calles. A cada lugar lo suyo. Los parques y zonas de juego para jugar, y las calles para circular. Pero te felicito por tu reportaje porque tienes razón. En los paises mediterráneos, tendrían que cambiar algunas costumbres. Un cordial saludo.

    • Hola Philippe, gracias por comentar. En el artículo no especifico si los niños deberían jugar en la calle o en el parque cuando llueve… simplemente que salgan a fuera y disfruten. De todos modos… No comparto tu visión. Creo que cada adulto debe valorar cómo es la calle y si los niños pueden jugar, o no, en ella. Por ejemplo, nosotros vivimos en un barrio muy tranquilo, en una calle sin salida, y creo que jugar en la calle socializa e integra a los niños en su entorno cercano. Si no lo conoces, te recomiendo leer la “La ciudad de los niños”, libro en el que F. Tonucci propone recuperar el espacio público para que los niños puedan volver a jugar en la calle, ir solos a escuela, etc. Por supuesto, mientras no consigamos que todas las ciudades sean “ciudades de los niños”… Los adultos deben valorar los riesgos y saber si esas calles son adecuadas o no. Un abrazo, Clara.

Deja un comentario