Cómo favorecer que los niños jueguen a construcciones. 9 ideas y recursos.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE JUGAR A CONSTRUCCIONES?

Existen muchísimos artículos acerca de los beneficios de jugar a construcciones. Creo que, en general, todos sabemos que jugar con bloques estimula la motricidad fina, la coordinación mano ojo, razonamientos matemáticos, la lógica espacial… Por no hablar de otros beneficios menos tangibles como el estímulo de la creatividad y la tolerancia a la frustración (no es fácil querer construir una torre y que se te caiga, ¿verdad?).

Pero además de todos estos beneficios, jugar con bloques y a construcciones supone un increíble aprendizaje vivencial. A través de la manipulación directa de las piezas los niños aprenden acerca de la perspectiva, ángulos y formas. Mediante ensayo y error comprueban qué encaja, qué no… y con el tiempo ese proceso que se hace con las manos y a través de la manipulación directa pasa a realizarse a nivel mental, en el simulador interno que ofrece el cerebro.

Sin embargo, en muchas ocasiones observamos que nuestros pequeños no tienen ningún interés en ese juego. Y en cierto modo es normal. Cada niño tiene sus propios intereses. Algunos desde bien pequeños ponen pieza tras pieza hasta alzar una torre bien alta, otros prefieren correr y saltar sin parar, otros pintar, o leer, o disfrazarse.

Pero aunque estoy de acuerdo que cada niño tiene sus propias inquietudes y que hay que respetarlas y apoyarlas… también creo que jugar con bloques y a construcciones tiene grandes beneficios para los pequeños y que merece la pena fomentar ese juego.

Así que, partiendo de esa idea, empecé a pensar, leer e investigar cómo podía potenciar el juego de construcciones y me di cuenta de que tenía una visión limitada del tema. Cuando pensaba en “bloques o construcciones” directamente me venía a la mente un niño sentado en el suelo elevando pieza tras pieza o ensamblándolas de una u otra forma. Pero construir es muchísimo más que eso, se puede construir con un propósito claro y concreto para aumentar las posibilidades de otro juego, se puede construir para desarrollar alguna historia, para intentar hacer una edificación semejante a una ya vista, etc.

Con esta mirada más amplia sobre la actividad de construir podemos favorecer ese juego a través de diferentes propuestas, como las que ahora te contaré.

9 IDEAS PARA FOMENTAR EL JUEGO DE CONSTRUCCIONES

1. Acercar figuras de animales, árboles o muñequitos al lugar de las construcciones o juego.

Acercar figuras de animales, árboles, muñequitos, etc. a la zona de construcción puede incentivar la creación de “paisajes” y “escenarios concretos, desarrollándose así la imaginación y creatividad de los pequeños.

estimular-juego-construcciones

De esta forma, no se trata simplemente de construir por construir, sino que los niños tienen un objetivo. Crear algún paisaje en el que se desarrollará alguna “aventura” concreta.

Yo os recomendaría acercar materiales que sean del interés de los niños, pues el objetivo es incentivar que construyan cuanto necesiten para seguir con las historias que están creando.

Por ejemplo, al peque le encanta la música y cuando no monta un escenario a tamaño real para actuar él crea otros en miniatura para que los muñecos sigan dando rienda suelta a su pasión.

favorecer-juego-construcciones

2. Espacio grande y accesible

Una cuestión muy básica… pero que a la vez no siempre se da es que los niños tengan el espacio adecuado para construir. A mayor espacio… mayores obras se pueden hacer.

Y, además, el espacio tiene que ser accesible y sugerente. Antes en casa teníamos la estantería con los materiales un poco alejada de la zona en la que siempre juega, que es la alfombra. Me di cuenta que eso no tenía ningún sentido así que cavilé un montón de opciones para poder tener los materiales en el lugar en que realmente puede construir.

espacio-jugar-construir

He de decir que la estética del salón… a veces se ve perjudicada, jajaja. Pues coloque una estantería a un extremo de la alfombra, justo frente al ventanal… Pero la verdad es que visto el cambio tan grande que dio su juego mereció la pena.

3. Tabla para construir

Añadir una tabla sobre la que construir es una idea excelente porque aporta mayor estabilidad a las construcciones (en caso que generalmente jueguen sobre la alfombra o suelos más irregulares) y a la vez ofrecen un marco concreto e inspirador. Es como si con un espacio más delimitado pudieran centrarse más, sin desbordarse.

Aún y así… en casa veo ambas cosas. Construcciones a lo grande, totalmente desbordadas de la tabla, y otras más contenidas. Probadlo, a ver qué sucede.

tabla-construcciones

Nosotros tenemos una tabla de madera simple, se ve en varias fotografías de este artículo. En la escuela o si tenéis espacio en casa podéis poner una estructura elevada, como la de imagen.

4. Proporcionar diversidad de materiales horizontales y verticales

A mayor diversidad de materiales haya más y mejor se puede construir. En mi opinión, la mayoría de sets de bloques de construcción están muy faltos de piezas grandes y planas. Por lo general, suelen ser piezas más o menos alargadas, incluso cuadradas o cilíndricas, pero no hay grandes bases planas que tan bien van para crear pisos, casas, parkings, etc.

Por eso os sugiero que tengáis pluralidad de materiales para construir y que sean de ambos tipos, horizontales y verticales.

Horizontales: Me refiero a bases más amplias como tablas de madera, salvamanteles de corcho…

Verticales: bloques normales, cilindros, bobinas pequeñas de madera…

Hace poquito he descubierto un set de construcción que me encanta porque contiene ambos tipos de piezas. Es el primero que veo tan completo:  tiene un montón de tronquitos verticales para tirar hacia arriba las construcciones y bases planas de madera para crear los pisos. Además, algunas de esas bases planas traen una hendidura que puede servir como ventana, puerta, puente… ¡Lo que dé a la imaginación del niño!

Son estos eco bloques de aquí, de Jugaia, y los podéis encontrar con corteza o sin corteza. Los nuestros son los de la fotografía de aquí abajo, sin corteza, y la verdad es que tienen un tacto increíble.

jugar-a-construcciones

5. Añadir telas

Las telas siempre dan mucho juego. Nosotros tenemos una caja dedicada a telas. Las hay grandes, por si quiere hacerse una construcción con la tela propiamente (con una sábana por ejemplo) y después tenemos muchas otras pequeñas, que tienen infinidad de usos: desde vender las telas propiamente hasta decorar construcciones y paisajes creados.

Una tela azul es estupenda para hacer pasar un río por debajo de un puente… una tela floreada es genial para hacer el jardín de la planta baja…

estimular-juego-construcciones-telas

Para que no se deshilache la tela podéis hacer un dobladillo o bien usar tijeras especiales. Yo me he agenciado las tijeras de patchwork de mi madre, que cortan en zigzag, y así la tela no suelta larguísimos hilos. En la imagen de la derecha veis como queda la tela cortada así.

telas-jugar-construcciones

6. Estar cerca

Estar cerca mientras construyen, apoyando sus construcciones, conversando y acompañándoles cuando tienen algún objetivo en mente que no consiguen realizar, les ayudará en sus creaciones, con todos los beneficios que ello implica. Esto no significa, para nada, que el adulto construya y el niño mire. El niño siempre es el protagonista del juego.

Tampoco significa que haya que estar siempre ahí pegados cuando construyen. Pero estamos hablando de favorecer que jueguen a construcciones cuando no tienen excesivo interés en ello y estar cerca, entonces, es un plus.

7. Añadir partes sueltas que estén en línea con los intereses peques

Las partes sueltas de tamaño pequeño si bien no sirven para construir en sentido estricto… son muy útiles para decorar las construcciones, añadirles detalles y seguir dando vida a las diferentes historias que puedan surgir.

Piedrecitas, gemas de colores, palitos, maderitas, etc. decorarán a las mil maravillas las construcciones de los pequeños.

estimular-juego-construcciones-5

En la imagen veis como el peque pone maderitas por todo el perímetro de la madera. Es algo que le encanta, delimitar las cosas que construye con maderitas o piedrecitas.

8. Combinar la narración de historias con la creación de escenarios.

Podemos explicar cuentos e historias a los niños preparando un escenario, en el que cual hayamos hecho alguna construcción (relacionada con la historia claro). De esta forma mostramos cierta utilidad en la construcción sin hacerlo cuando ellos juegan. Una forma de sugerir y de abrir la mente a nuevas posibilidades constructivas de una forma nada directiva.

Los niños llegan al lugar y ven un “escenario” creado, en el que después se desarrolla una historia. Las construcciones que hayamos hecho pueden inspirar, después, nuevas historias­ o construcciones.

9. Permitir que las construcciones se queden montadas durante un tiempo, en lugar de recoger al finalizar la tarde.

Esto es algo que en casa ya respetamos de forma intuitiva, pues el peque siempre construye con una clara intención de crear un escenario determinado y regresa a él una y otra vez para sus juegos. De desmontar su creación al finalizar la tarde… creo que hubiera frenado su deseo de construir y me hubiera pedido comprar un juguete ya terminado, para tener siempre esa estructura disponible.

Me explico, imagina que tu peque no tiene casa de muñecas pero se la crea por sí mismo. Si al terminar el juego siempre le pedimos que lo desmonte… Es más probable que pida que se le regale una casita, pues la suya siempre es “destruida”, ¿me explico? Pero tiene mucho más valor que se construya la suya propia, ¿verdad?

Además, permitir que siga unos días en pie la estructura creada también es un incentivo para volver a ella y seguir construyendo.

El año pasado, visitando una escuela de educación viva en Barcelona, me sorprendí muy gratamente al ver en el suelo construcciones realizadas por los niños en las que se podían letreros como éste “No tocar ni destrozar, J. y J. ¡Ni las canicas!”. ¿No es una maravilla?

favorecer-juego-construcciones-3

Y hasta aquí todas las ideas que hemos probado y que realmente nos han funcionado para estimular y fomentar que los niños jueguen a bloques y construcciones. La verdad es que el peque en cuestión hizo un cambio espectacular. Sin duda, la edad influye… y a medida que van creciendo las posibilidades de su juego (y construcciones) se van ensanchando, pero no dudéis que un entorno bien preparado siempre es un poderoso estímulo.

Un abrazo,

Clara

Quizás también te interese:

La importancia del juego como estímulo del pensamiento creativo

Cómo incorporar los materiales no estructurados en casa

Ensuciarse es bueno para el desarrollo y aprendizaje de los niños

¡Comparte si te ha gustado! ;-)

14 comentarios sobre “Cómo favorecer que los niños jueguen a construcciones. 9 ideas y recursos.

  1. Te sigo en la red desde hace tiempo Clara. Soy mamá y maestra. Aportas infinidad de ideas para la escuela, para el hogar…pero con este de las construcciones te has coronado!!! A veces, los temas se van repitiendo en los diferentes blogs, artículos…. sin embargo, este enfoque de las construcciones es para mí, una manera de recoger una vez más aquello que en el día a día nos ocurre, pero que quizá, no somos capaces de darle forma, lugar o poner palabras. Enhorabuena. Gracias!!!

    • Muchas gracias por tus palabras Itziar, me alegro que os sea de ayuda el blog. A mí me encanta escribir y también me sirve para poner en orden las ideas… pero saber que os es útil siempre anima a seguir adelante. Gracias por pasarte por aquí. Un abrazo, Clara.

    • Hola Sabela, sí, conozco Kapla. A mí personalmente me gusta. No dejan de ser tablillas de madera y cada niño, y según su edad, le da un uso distinto. El mío, por ejemplo, aún es pequeño para hacer construcciones muy sofisticadas con Kapla, pero usa tablillas de ese estilo para delimitar contornos, como material no estructurado o para hacer torres más sencillas. Un niño más grande puede hacer maravillas con ese material. Yo siempre recomiendo tener variedad de bloques y piezas y observar qué suceda y qué usan. Un abrazo, Clara.

  2. Muy interesante, me gusta el tema porque mi hijo también es un constructor nato…. aprovecha cualquier material a mano para apilar y hacer edificios y escenarios, me ha aportado ideas , sobre todo lo de las telas y los muñequitos…gracias por compartirlo

  3. Qué maravilla de post!! No sabes cuánto me has ayudado!! Mi pequeña de dos años NUNCA juega a construir y a mí es algo que me encanta, aparte de que me parece vital en la vida de los niños. Intentaré ir poniendo en práctica todo lo que he leído y espero que poco a poco vaya dando resultado. Un abrazo!!

    • Hola Vicky, gracias. Sobre tu niña… aún es pequeña, aunque ahora no muestre excesivo interés no significa que nunca construya… Verás que con el tiempo y a medida que quiera poner en práctica sus ideas de juego irá construyendo más y más. Aún y así, me alegra que te inspiren las ideas y las pongas en práctica!! Un abrazo, Clara.

  4. A mi hijo de 5 años le encanta construir, sobre todo con lego. Tiene épocas que construye más y otras menos pero siempre acorde con sus juegos simbólicos, como bien dices en el punto 1, le sirve para luego jugar. Que el monte un cohete y yo otro le anima a jugar ya que jugamos los dos.
    Y luego no se rompe! Como bien dices… El lo deja al lado de la cama dónde dormimos… Jajaja, es su creación!
    Gracias x el artículo 😘

    • Maribel, qué bonita anécdota que se lleve las construccions a la cama! 😉 El mío también se lleva sus grandes tesoros, jeje. Lego y duplo están genial para construcciones más trabajadas. Es de lo poco de plástico que hay en nuestra casa. Un fuerte abrazo, Clara.

  5. Leerte siempre es un placer Clara. Y a mi personalmente como maestra me hace entrar mañana a la clase con aún más ganas de ofrecer propuestas atractivas. En breve te veré en directo en una formación, estoy deseando! Un abrazo

    • Gracias Miriam, me alegra leerte y saber que te gustan las propuestas. ¿En qué formación nos veremos? ¡Me gustaría saberlo! Un abrazo guapa, Clara.

  6. Muchas gracias por tus apuntes.
    Trato de encontrar actividades para hacer con mi Bebe, pero siempre quedo sin saber, ya que no especifican la edad de los niños para hacer las diferentes actividades.
    Me podrías sugerir, juegos para niños de 1 año a 15 meses. te agradezco si me puedes colaborar.

    • Hola Patricia, gracias por escribir. En mi opinión… los niños a esa edad son pequeñitos para hacer actividades muy concretas y menos aún dirigidas. Lo mejor es que puedan explorar muchas cosas y poder jugar y contar con la presencia de sus cuidadores principales (mamá, papá, la abuela…). Yo le llevaría al campo, al bosque, a la playa… le ofrecería materiales de distintos tipos a su alcance… y que vaya experimentando. Los juegos de falda, son, también, una idea maravillosa. Un abrazo, Clara.

Deja un comentario