Por qué todos los niños deberían jugar con materiales no estructurados

Siempre había pensado que los niños no necesitan excesivos juguetes y que a menudo disfrutan más con el envoltorio que con el propio material en sí. Pero ser madre me ha hecho profundizar en esta afirmación tan sencilla, reflexionar sobre qué materiales le ofrezco a Terrícola, porqué, y que posibilidades de juego desarrollará con cada cosa que se encuentre en su camino.

La realidad es que muchos de los juguetes que ha recibido el peque han acabado en el olvido a partir del segundo día. Algunos han tenido peor suerte y no suscitaron interés alguno ni al momento de recibirlo. Y unos pocos afortunados han dado para horas de juego una y otra vez.

¿Cuál es el secreto del éxito? Seguramente lo más importante es que ese juguete tenga alguna relación con su destinatario, tanto con sus intereses como con la etapa evolutiva en la que se encuentra. Vaya, que a un bebé gateador no le regalaríamos una bicicleta o a un niño de 10 años no le regalaríamos un correpasillos, ¿verdad?

Pero aparte de observar cuál es el interés del pequeño creo que es importante que al menos varios de los materiales que tenga el niño a su alcance sean “juguetes” no estructurados. Es decir, materiales que no tengan ningún fin concreto. Con ello me refiero a bloques de madera, piedras, palos, cajas de cartón, etc. Como ves, no tienen ni porqué ser juguetes. En cambio, los juguetes estructurados son aquellos que tienen un fin concreto, en los que el propio material ya indica para que sirve (un puzzle, por ejemplo) o bien son juegos en los que hay instrucciones y normas claras (deportes de equipo, juegos de mesa, etc.).

¿Pero por qué es importante ofrecer materiales no estructurados? Pues porque cuando les damos juguetes a los niños con un diseño muy específico (herramientas de trabajo, tazas y platos de juguete, coches con luces y sonidos, etc.) realmente no está surgiendo el “juego simbólico” sino que es “literal o imitativo”: los niños usan esos materiales imitando lo que hacemos los adultos con ellos y usándolos literalmente para lo que sirven. Pero el juego realmente simbólico nace cuando los niños recrean algo distinto sobre un “material, juguete o artilugio”, es decir, cuando juegan a coches con piedras o esas mismas piedras se convierten en monedas, cuando a unas maderas les dan el valor de una plancha, o un teléfono… Si os interesa el tema, podéis leer más sobre ello en Alaya Difundiendo Infancia o en este otro artículo muy interesante también.

_MG_3113

En la imagen, la pequeña recrea un arco y una flecha con dos palos. La fotografía es de Lia Duran Fotografía, ¡mi fotógrafa preferida!

Abasteciéndoles de todo tipo de juguetes, uno para cada cosa y función (les compramos la cafetera, les regalamos las tacitas, o todo tipo de coches, puentes, etc. etc.) estamos dificultando que nazca un juego de creación y se quedan sólo en la imitación.

No hace mucho mi amiga Noe me contó una anécdota que me hizo reflexionar y creo que tiene relación con este tema. Me dijo que cuando observaba que su hija jugaba a algo sin parar con algún material no estructurado (por ejemplo, jugaba a planchar ropa usando como plancha una madera) si le compraba la plancha de juguete la niña dejaba de jugar a eso. Y pienso que precisamente es porque la recreación que ella hacía, el juego simbólico al que jugaba, desaparecía al tener una plancha en sus manos. Era demasiado real y quedaba menos espacio para la imaginación.

Por supuesto que no estoy defendiendo que los juguetes no son útiles, necesarios o divertidos. Porque no se trata de elegir entre “juguetes estructurados” y “juguetes no estructurados”. Sería como decir… ¿Le compras ropa interior o de calle? o ¿le ofreces a tu hijo fruta o verdura?  Pues seguramente todo es bueno y adecuado, ¿no? Por eso creo que, junto a los juguetes clásicos de toda la vida que todos tenemos en mente, es ideal poner a su alcance materiales no estructurados.

En realidad, esto no requiere mucho de nuestra parte… porque la cosa menos pensada sirve para jugar. Incluso… sin ningún material puede surgir el juego no estructurado, solo con la imaginación.

Por si necesitáis inspiración, os dejo algunas ideas para que podáis ver como los materiales no estructurados pueden ser de muchos tipos y cualidades.

Elementos de la naturaleza

Creo que la naturaleza es un lugar perfecto de juego, en el que todo es no estructurado. Como no hay juguetes en ella, los niños se abastecen de ella para recrear cuanto necesitan imaginar.

Suelen jugar con:

  • palos
  • piedras
  • tronquitos de todo tipo
  • piñas
  • conchas

palos juguetes no estructurados

Los palos de la foto forman parte de nuestra colección (o recolección mejor dicho, jajaja) de palos. La foto es de hace algún tiempo, prometo que ha aumentado alarmantemente… y lo peor es que yo contribuyo a ello. Veo un palo en el bosque y pienso… con esto haremos esto, con aquello lo otro… 😉

Materiales de reciclaje

En realidad, cualquier objeto sirve para jugar de forma imaginativa, incluso aquellos que para los adultos ya no tienen finalidad y van a la basura. Por ejemplo:

  • tapones de botellas de agua
  • rollos de papel de water
  • tapones de corcho
  • botellas de plástico
  • cartones

Materiales comprados

Por suerte, cada vez más marcas y fabricantes están elaborando materiales no estructurados, que tienen un diseño cuidado, con materias primas de calidad. Ya sabéis que me encantan los materiales de Grimms, que también tienen varios juguetes de este estilo, materiales que en sí no son nada, pero que a través de la imaginación del niño se convertirán en lo que él necesita.

Materiales Grimms

Recientemente, además, he conocido a través de Instagram a GRAPAT, una nueva marca española, de fabricación nacional, que hace unas cositas tan preciosas… todas, con la idea de ser elementos muy libres para jugar.

materiales grapat

También existen muchas marcas distintas que fabrican eco-bloques. En casa son un éxito. Sirven para hacer torres, crear casitas, murallas, cualquier bloque de madera puede convertirse en un coche, una persona, etc.

collage eco bloques

BENEFICIOS DE LOS JUGUETES NO ESTRUCTURADOS

Me gustaría acabar este artículo resumiendo que este tipo de materiales tienen un montón de beneficios para el niño:

Estimulan el pensamiento creativo: este tipo de objetos no tienen una función clara así que es el niño quien debe darles una finalidad y crear las historias que quiera.

Se adaptan a la etapa evolutiva del niño: como este tipo de materiales no tienen una finalidad concreta y están poco elaborados van a acompañar al niño durante más años porque se adaptarán a su desarrollo y cambio de intereses.

Este año, por ejemplo, Terrícola y yo estamos pasando algunas mañanas a la semana con otras familias con niños mayores. Solemos ir a la montaña o a parques y observo cómo cada niño disfruta por igual pero cada uno usa lo que tiene a su alcance de forma distinta. Terrícola suele jugar a cavar agujeros en la arena, a remolcar la arena sobrante, etc. Una amiga suya, de 9 años, suele usar la arena y la tierra como una arqueóloga. Me encanta verla puliendo el suelo con sus micro-palas, o haciendo un surco alrededor de una piedra incrustada en la tierra para rescatarla.

Evita la sobreestimulación: no hay luces y no hay sonidos, por lo tanto, no hay estímulos externos sino que tienen que salir de dentro del niño. A veces pensamos que si un juguete no es bastante estimulante… el niño se va a aburrir. ¡¡¡Pues genial!!!! El aburrimiento es un escenario magnífico para que la imaginación salga a escena.

construcción con bloques

Torre que construyó Terrícola con cemento (de arena y agua) y maderas. Me flipa cuando se inventa cosas así.

Seguro que muchos ya tenéis este tipo de materiales en casa. Para quienes no tengáis, os animo de verdad a recolectar o comprar todo tipo de elementos y permitir que vuestros hijos los usen sin instrucciones ni direcciones. No hay nada más gratificante que ver como los peques crean mundos fantásticos e historias increíbles prácticamente de la nada.

Con el material menos pensado, con los elementos más sencillos, la magia del juego sucede.

Un abrazo,

Clara

Quizás también te interese:

 – La importancia de no aplastar la imaginación infantil

¿Por qué usar juguetes de madera? 8 razones de peso

Piezas sueltas. Adaptar un jardín para niños.

¡Comparte si te ha gustado! ;-)

55 comentarios sobre “Por qué todos los niños deberían jugar con materiales no estructurados

  1. Que lindo yo comparto este artículo,. Mi hija es una recicladora de objetos….y arma sus propios juegos…..hasta hace poco hizo su laptos. Cel, tablet, etc…y hizo con esto su oficina….era una disque…..banquera…

  2. ¡Hola!
    Tienes toda la razón. Suscribo el post palabra por palabra. Nosotros intentamos que los materiales de Noé sean lo menos estructurados posibles, pero, también “pecamos” con otros tipos, sobre todo para juego simbólico…Y oye, algunas cosas le encantan! Ahora está encantado con las bandejas de comida de madera y velcro para cortar. ¡Se pasa las horas cortando plátanos y fresas! jeje Un saludo!

    • Gracias Mamá de Noé!! No pecáis para nada con otros materiales, jeje, yo creo que todo es bueno y oportuno. Por eso digo que no se trata de elegir entre juguetes estructurados y no estructurados porque todo es perfecto. Pero sí me he dado cuenta que a veces necesitan recrear ellos un juguete, inventárselo de la nada.
      Por cierto, nosotros también tenemos comida de velcro y fueron un exitazo durante mucho tiempo. Ahora que es más grande corta menos fruta, pero siguen gustándole. Un abrazo guapa, Clara.

    • Qué bien Carinaaa, es que las cuerdas dan para mucho! Yo no me lo creía hasta que tuve a mi hijo… lo mismo las usa de mangueras, que para atar cosas, jaja. Un abrazo guapa! Clara.

    • ¡Qué bien Felip! Estoy investigando en vuestra web, qué interesante todo lo que hacéis. Mucho éxito y que sigáis proponiendo iniciativas tan chulas. Un abrazo, Clara.

  3. muy buena nota soy un micro emprendedor y fabrico juguetes en madera en especial para jardines de infantes la invito a visitar mi pagina de facebook
    el patio de los juegos y un cordial saludo desde Mar Del Plata Argentina

  4. Hola, me gustó mucho el artículo. Mi hermano de 12 ha dejado de jugar con todos sus antiguos juguetes “estructurados”, pero hasta ahora no ha dejado un grupo de cartas de distintos orígenes (naipes, coleccionables, cartas de figuritas, de juegos de mesa). Juega a todo con eso: son construcciones, personas. Me enseñó, si es que alguna vez formo una familia, la versatilidad de las cosas cotidianas y su atemporalidad para el juego.

    • Gracias por comentar Carla. Qué bien que tu hermano pueda jugar de esa manera, convirtiendo las cartas en cualquier cosa que necesite. Al final lo más versátil de todo… es la propia imaginación! Un abrazo preciosa. Clara.

  5. Qué gran verdad Clara, me ha encantado el post, enhorabuena. Una pregunta, ¿Qué tipo de materiales ofrecerías tú a un bebé de 9 meses que ya gatea, está en plena fase de exploración y por tanto todo va a la boca??
    Llegan las Navidades y no queremos comprar un juguete por el cual va a perder todo el interés a los pocos minutos.
    Gracias!!!!

    • Gracias Belén. Pues los juguetes que nosotros le ofrecimos al peque con esa edad fueron un sonajero hecho con anillas de madera, un rodari (sonajero rodante de madera), un muñeco de trapo, algún libro de tela (les encanta mirar los colores), pelotitas de diferentes textures (ganchillo, lana cardada, goma, tela, etc.). Quizás un pequeño arco iris de Grimms también sea buena idea. Al principio solo mirará los colores y la textura y poco a poco ya lo irá usando. Si necesitas más información me dices. Un abrazo, Clara.

  6. De toda la vida han existido los juguetes y a todos los niños les gusta, y si no los tienen pasaran desconsuelo. Para que esto no pase hay que enviarlos a otra galaxia. Pero como van al colegio, parques etc y ven a los demas niños, no es conveniente marginarlos y tampoco tenemos que ser tan exagerados¡ Es bueno tener juguetes , pero no abusar. Siempre pasan un rato con juguetes y otros con “trastos” y su imaginacion vuela. Eso ha pasado siempre. Pase lo que pase ,tengan los juguetes que tengan y vivamos en el siglo que vivamos, el niño, por naturaleza, siempre y en cualquier momento cogera otros objetos y hara con ellos maravillas para jugar.

    • Hola Marujita experta, por lo que dices entiendo que no te has leído bien el artículo… porque en ningún lugar digo que los niños no tengan que tener juguetes. Por ejemplo, digo textualmente que “junto a los juguetes clásicos de toda la vida que todos tenemos en mente, es ideal poner a su alcance materiales no estructurados”. Vaya, que me parece ideal que los niños puedan disponer de ambos tipos de juguetes. Un abrazo, Clara.

  7. Me encanta ese sentir que reflejas en tu artículo. Soy maestra de educación preescolar, en Heredia , Costa Rica. En mis 32 años como maestra he disfrutado con mis niños y niñas, observando cómo su imaginación se robustece con los materiales no estructurados, me inspiro en mis recuerdos de niña para posibilitarles algunos de ellos. Por ejemplo, les ofrezco una cajita con retacitos de tela de algodón, de coloridos estampados y longitudes (empleados como soga para jajar al “perro”, para acostarse sobre ellas y sentir su textura, para lanzarlas hacia arriba). También les ofrezco largas telas de tergal, que se han convertido en los cabellos de Rapunzel, por lo que le agregamos flores. O las cajas sensoriales con semillas, olores, texturas, objetos para trasiego y contención, que utilizan para “jugar a ser”… cualquier cosa, por ejemplo con una caja sensorial que contiene objetos variados de colores; han jugado con ella, hasta el cansancio, a que son odontólogos, y si miras en la caja, no hay nada alusivo a esta profesión. Amo la riqueza del material no estructurado!!!

    • Muchas gracias Marielos, cuántos materiales nos explicas, seguro que dan idea a muchos para crear espacios tan ricos. ¡Qué suerte han tenido todos esos niños de tenerte de maestra! No hay nada mejor que se les respete su imaginación y creatividad innata. Un abrazo fuerte, Clara.

  8. Muy buen contenido de este articulo muchas veces pensamos que lo mas caro es lo mejor pero que gran equivocación porque con lo mas sencillo es la mayor diversión yo trabajo en educación inicial que es un programa que a
    Orienta a los padres a mejorar las practicas de crianza y me gustaría recibir diversos artículos sobre desarrollo infantil y estimulacion temprana por rangos de edad desde la gestación hasta la edad de 4 años gracias

  9. ¡¡Genial el artículo!!
    Nos hace reflexionar sobre lo q tantas veces nos hizo disfrutar de pequeños.
    Aun recuerdo cuando mi madre nos llevaba a la serreria del barrio con los tambores de cartón de detergente de entonces y nos los llenaban de maderitas de cien medidas y formas con las q media docena de hermanos y yo disfrutamos miles de veces construyendo de todo.
    Aun recuerdo la emocion de mi querido Juan, al que cuidaba mientras su mama hacia de enfermera a turnos, cogiamos las cajas mas grandes q turaban en la tienda de electrodomesticos y las convertiamos en submarinos.
    Estupendo. Lo he difundido!
    Muchas gracias!

    • Muchas gracias Hermi, qué bonitos recuerdos! Sin duda, ir a la serrería a buscar trocitos y restos de madera es una idea muy buena y económica a la vez. Me alegra que pudieras disfrutar de tanto juego libre. Un abrazo, Clara

  10. Nosotros de chicos con mis hermanos vivamos inventando cosas, mis papás no tenían tantos recursos para comprarle EL juguete a cada uno de sus siete hijos, así que nos repartían lo que podían y nos dejaban jugar por toda la casa, o en el patio del cual volvíamos entierrados de pies a cabeza. Me acuerdo de pintar paredes, hacer piletas de barro, de bailar disfrazados pintados de cualquier cosa, con cajas y palos inventar autos, etc. Es muy fuerte como eso te queda marcado, ves una cosa y la podes transformar en mil otras y encuentras soluciones fáciles a problemas complicados. Lo noto en la diferencia con mi pareja que fue criado distinto con su juguete y cosa para todo y cuando hay que arreglar o necesitamos algo en casa me dice todo compungido, tenemos que comprar algo que sirva para esto, y yo le digo, pero podemos hacer así o asá con esto y él se sorprende de mis soluciones mágicas, pero no comprende mi “manía” de dejar a nuestro chiquito de un año y ocho meses y con S. Down suelto por la casa que se arrastre y juegue con cualquier cosa “no peligrosa”. No le da bola a los juguetes. Mientras más luces y sonidos haga el juguetito, menos le da bola. La estimuladora se ríe porque es todo un desestructurado. El balde con tapita para meter figuritas lo usa de máscara amplificadora, se la pone en la cara y canta a todo pulmón y puede estar mucho rato. Las cajas, las cucharas, todo lo que es ruidoso lo compara, le gustan las texturas, es capaz de arrastrar por toda la casa diferentes cosas, ropa, cajas, maderas, para sentarse a tocarlas simplemente, mientras canta y compara el tacto de una cosa y otra. El papá se enoja porque tenemos que estar todo el tiempo pendientes de que no entre a la cocina o al baño y es bastante agotador. Pero el gordo es, como me dicen en la estimulación, Concentrado, Conectado, Creativo y Organizado. Un vivo bárbaro, con un carácter podrido eso sí. Gracias por la publicación, porque me alivia, a veces me autocritico pensando que debiera ser más tradicional. Saludos

    • Nena, muchísimas gracias por tu comentario. Me ha gustado mucho leerte. Fantástico que pudieras jugar de pequeña con esa amplitud y libertad. Más importante que los materiales que uno tiene es poder tener ese marco de acción para poder jugar y experimentar. Cómo bien dices, esos aprendizajes en los que uno puede experimentar con el barro, las manos, al aire libre… son los que quedan grabados para siempre. Y que suerte tiene tu tesorito de tenerte como mama. Estoy contigo, es agotados cuando son tan peques darle esa libertad pero es muy gratificante y además les ayuda a ser autónomos. Que sigáis disfrutando tanto con el peque. Un abrazo fuerte, Clara.

  11. CORDIAL SALUDO
    Si lo miramos desde el punto de vista de nosotras como docentes muchas estaríamos de acuerdo en que el niño casi siempre se entretiene mas con la envoltura en que viene el juguete que con el mismo, pero si por el contrario lo miramos desde el punto de vista de una madre nos sorprenderíamos al darnos cuenta de que ella le inquieta que materiales puede ofrecerle a su hijo que sean de su agrado .Primero tendríamos que observar la etapa de desarrollo del niñ@ ,ya que como nos dan el ejemplo (no puedes regalarle a un niño de 10 años un caminador y mucho menos regalarle a un bebe que gatea una bicicleta) debido a que existen materiales que por su forma,tamaño y composición no se les debe ofrecer a los niños ya que podrían ser nocivos para su bienestar.
    Por otra parte la pregunta que nos plantearíamos muchas al leer el documento”Por qué todos los niños deberían jugar con materiales no estructurados “seria ¿Cómo hacer para que el niñ@ tenga mas interés en el juguete que en el envoltorio, o como hacer para que el interés en el juguete les dure mas que un día? La respuesta a esta pregunta sera el ofrecer a los niños y niñas materiales o juguetes no estructurados, que para ellos van a llamar mas su curiosidad, interés y motivación.

    GRACIAS

    • Gracias Deisy por comentar. Yo creo que si el juguete es el adecuado no hará falta que hagamos nada, ya sea estructurado o no el niño dejará volar su imaginación con él, ¿verdad? Un abrazo, Clara.

  12. Siempre he pensado que los niños y niñas fortalecen su imaginación y creatividad con objetos o materiales de su entorno,los niños y niñas le dan uso a todo lo que encuentran,un palo puede ser un caballo ,con tapas hacen trenes,cuentan,hacen torres y pueden durar mucho tiempo jugando ,lo contrario pasa con los juguetes comprados o estructurados saben que si tiene un carro es para rodar y ya no le dan otro uso la mayoría de veces.

    • Tienes toda la razón Magdalena, es más probable que usen los juguetes estructurados para un único fin, a diferencia de los materiales desestructurados. Aunque mi experiencia es que un niño con una imaginación y creatividad sanas va a usar siempre lo que tenga a su alcance (sea estructurado o no) para jugar y crear sus propios mundos. Por ejemplo, en casa tenemos un carrito de la compra de juguete… que mi hijo usa constantemente como moto de cartero, coche de mensajería o gran excavadora, jejeje. Por eso creo que ambos tipos de juguetes pueden convivir y que van a fortalecer capacidades distintas en los niños. Pero sí, me parece básico que tengan mucho material no estructurado cerca porque para usarlo no tienen más remedio que imaginar!! Un abrazo, Clara.

  13. me gusta la posibilidad de brindarle a los niños y las niñas el poder de crear, explorar el medio ambiente su entorno, ya que por lo general tratamos de darles todo ya listo y el jugar con el medio ambiente hace que puedan desarrollar una mejor creatividad para crear muchos juegos libre, ojala todos podamos poner en enseñanza a los padres y madres ya que es muy necesario que volvamos a varios años atrás donde jugábamos con palos, tierra, piedras y gran variedad que teníamos a nuestro alcance si esforzarnos para comprar juguetes ya construido.

    • Gracias por comentar Dora. Tienes toda la razón, con palos, tierra o piedras ya tienen bastante para jugar, jeje. Lo que pasa es que hoy en día hemos edificado y construido tanto que muchos niños no tienen al alcance de la mano esos materiales a diario. Por eso propongo recolectarlos cuando salimos a la montaña o adquirir aquellos juguetes que dejen gran espacio a la imaginación. Creo que mientras limiten el uso de juguetes electrónicos y la tecnología… la creatividad de los niños siempre florecerá. Un abrazo guapa, Clara.

  14. Yo recuerdo que de niña, he jugado con latitas de sardinas como vajilla, tierra y pasto como comida. Y hacer pulseras de margaritas sacadas de un jardín que estaba fuera de la casa de mis primas en Marin, España, yo tenía cuatro años y ahora que tengo 53 es algo que siempre recuerdo de ese viaje a la tierra de mis padres. Mis hijos tienen 19 y 17 años y muchas veces se han quedado a jugar con la caja del juguete que tanto te había costado comprarles….jajaaaaa

    • Qué bonitos recuerdos Ma del Carmen! Seguro que esas pulseras eran preciosas. Sí, lo de las cajas es algo que creo que nos ha pasado a todos los padres, jejeje!!! Y como digo en el artículo… mi teoría es que a veces necesitan inventarse ellos el juguete. Luego ya llega el momento en que juegan con el propio juguete, jeje. Un abrazo guapa, Clara.

  15. Hola! Conocí tu blog por este artículo y me ha encantado porque defiende y promueve el juego desde muchas formas y ello es una forma de defender, proteger y promover la infancia. En mi blog tengo una sección llamada “cuentos y juegos” seguro pronto te estaré mencionado o colocando enlaces a algunos de tus lindos escritos. Pondré algunas de tus propuestas en práctica para jugar con mi sobrino y los niños con los que comparto. Encantada de leerte 🙂

    • Gracias Anaís, me alegro que te guste el artículo y el blog. Acabo de descubrir el tuyo yo también, voy a navegar un rato en él para leer posts muy interesantes! Un abrazo guapa!

  16. Ahora entiendo por qué Renzito ama tanto las maderitas y juega horas con ellas! y los bloques también! siempre me sorprende con las cosas que arma. Pero lo que más le gusta es sacar la cinta de pegar de mi escritorio! y aunque no me simpatiza mucho, se la presto porque juega durante horas y crea cosas muy diversas! Gracias por esta nota con tanto amor…

  17. Hola!
    He llegado a este articulo por Facebook por Algùn contacto mio, y Aunque pasè esta etapa mis hijos Tienen ya 15 y 12 años, soy una gran defensora de utilizar todo tipo de materiales ,entre ellos,Los no estructurados, precisamente Es bàsico para fomentar el pensamiento DiverGente Què Defiendo tambièn en el aprendizaje. Asî Què por poner una ejemplo Los mîos escribieron en sal, arena,harina,con piedras,con lacasitos, con pasta,con botones, en fin, con de todo y puedo asegurar a esta alturas Què Es muy efectivo. Un niño Què ha aprendido jugando desde chiquitin, cuando crece Es mucho màs creativo en su aprendizaje, incluso cuando este Es bastante rîgido y convencional ,dado a como se imparten Los conocimientos en Los colegios.

    • Gracias por tu comentario, me alegro que compartas esta visión y es bonito comprobar que jugar con material no estructurado hace adolescentes y adultos más creativos. Un abrazo fuerte, Clara.

  18. Clara, hermoso artículo, leí todas tus respuestas a los comentarios, se nota que le pones amor a todo. De niña jugaba a hacer casas con palitos, piedras y hojas de pino. Hoy soy arquitecta. Quizá de algo sirvió que mis viejos no tuvieran dinero para comprar una muñeca de acción, pero tuvieron tiempo para mi hermana y para mí. Hoy trato de hacer algo parecido con mi niño de dos años. Espero lograrlo. Un abrazo, desde Montevideo, Uruguay.

    • Muchas gracias Jannina, me encantó leerte. Me alegro que tuvieras la fortuna de tener a tus padres cerca y que te permitieran experimentar con estos materiales sencillos pero que tanto juego dan. Seguro que sí empezó a formarse así la arquitecta. Disfruta muchísimo de tu pequeño. Un abrazo, Clara.

Deja un comentario