La importancia del juego como estímulo del pensamiento creativo

En general, a las madres y padres nos preocupa que nuestros hijos aprendan mucho y rápido para poder desenvolverse en el mundo. Pero la realidad es que el mundo ya no es estable y previsible como en otros épocas, sino que es cambiante y cada vez lo hace de forma más veloz.

Con toda probabilidad, de aquí 20 años tendremos nuevas tecnologías a nuestro alcance que ahora ni imaginamos, habrán surgido profesiones nuevas que ahora ni existen y vete a saber cuántas otras novedades tendremos.

Entonces… ¿Qué deben aprender los niños? Pues más que conocimientos concretos algunas habilidades básicas como el pensamiento creativo, la resolución de situación futuras e imprevisibles y el espíritu emprendedor. Porque estas habilidades serán las que les permitirán desenvolverse en el mundo, sean cuales sean las circunstancias.

A mí me gusta mucho una frase de John Holt para ilustrar este tema que dice así: “El verdadero test de inteligencia no es cuánto sabemos de lo que hay que hacer, sino cómo nos desenvolvemos cuando no sabemos lo que hay que hacer“.

Esa es la clave. Replicar lo aprendido es relativamente fácil. Lo interesante o útil es poder usar lo que tenemos a nuestro alcance (la propia información y conocimiento, los materiales…) para crear nuevos escenarios, para resolver situaciones imprevistas o novedosas.

¿Y cómo podemos favorecer estas habilidades en la infancia? ¿Cómo podemos favorecer su pensamiento creativo? Pues una excelente opción es a través del juego, ya que éste suscita tal interés en el niño que es una poderosa herramienta de aprendizaje.

grapat4

¿POR QUÉ EL JUEGO ES IMPORTANTE PARA EL PENSAMIENTO CREATIVO?

El juego tiene muchas facetas o funciones. Una de ellas es ser una simulación, un ensayo de la vida real en el que los niños pueden probar, explorar, destruir, reconstruir… Y en estas simulaciones ponen más acento en el proceso que en el resultado final.  Porque es una forma de aprender en la que dominan la situación, en la que no importa equivocarse (no tiene las consecuencias que podría tener en la vida real) y, en este sentido, el juego ofrece un marco excelente para que los niños puedan crear y resolver problemas, para que puedan, en definitiva, ejercitar ese pensamiento creativo y resolutivo de circunstancias novedosas.

Para ello es importante que jueguen sin que interrumpamos con instrucciones. ¿Vemos que se caerá la torre que están construyendo? ¡Qué más da! Para eso están jugando. Es ahí, en su juego, donde pueden derrumbarse las torres sin que suponga un riesgo para nadie.

En general, los adultos, que ya hemos descubierto cómo funcionan muchas cosas y experimentado muchas otras, tendemos a querer que los niños hagan las cosas de una forma específica, para nosotros la más eficiente claro… Pero con ello estamos dirigiéndolos hacia un pensamiento único, atrofiando la mente de los más pequeños y, por lo tanto, anulando el pensamiento creativo y el espíritu crítico.

Así que dejémosles probar y probar a su manera, aunque se caigan sus torres, aunque vistan a los muñecos del revés. Como ya he dicho, en el juego no importa el resultado, sino el proceso.

grapat2Torres y castillos que construye el peque con materiales tan sencillos como cubiletes, carretes y nins de Grapat.

PERO… ¿CÓMO DEBE SER EL ENTORNO EN EL QUE SE DESARROLLE ESTE JUEGO? ¿QUÉ JUGUETES O MATERIALES SON IDÓNEOS PARA FAVORECER EL PENSAMIENTO CREATIVO?

Como hemos visto, el juego es un medio excelente para que empiece a entrenarse el pensamiento creativo. ¿Pero qué materiales y juguetes deben tener a su alcance? ¿Son todos igual de estimulantes? La realidad es que no.

Es muy difícil imaginar que los juguetes con una forma muy definida y con todo lujo de detalles puedan ser usados para algo distinto para lo que fueron creados. ¿Alguien puede imaginar que un coche de policía puede servir para algo diferente a “ser un coche”? ¿O que un muñeco puede significar algo distinto a un ser humano? Es un razonamiento casi imposible de realizar, ¿verdad? El propio juguete dicta su uso y función (prácticamente únicas).

Es por eso que las partes sueltas y el material no estructurado (todas aquellas piezas sin fin concreto o poco elaboradas) son un soporte estupendo para jugar ejercitando la imaginación y el pensamiento creativo. Déjame que te cuente el porqué.

PORQUE nada viene dado por el propio juguete, no tenemos una ambulancia que irá a rescatar a sus “muñequitos” en apuros, no tenemos una manguera de bomberos que apagará los incendios… tenemos todo eso, y muchísimo más, con el material no estructurado. ¿Algún muñeco está en riesgo? ¿Nuestros pequen necesitan imaginar esa situación para prever posibles soluciones? Ningún problema, con maderas, con carretes, con cubiletes, con materiales de la naturaleza… con todo ello, su imaginación y su pensamiento creativo podrán resolver cuánto sea necesario.

PORQUE estimulan a los niños a considerar un amplio rango de usos y significados para esos materiales.

Los niños generalmente usan un material o juguete de una misma forma durante horas, días o semanas de juego… y cuando ha quedado resuelta o aprendida la situación que estaban trabajando… lo abandonan, así sin más. Esto es algo que estoy convencida que vivís a menudo con muchos juguetes. Cuando alguno es nuevo lo explotan sin parar y de golpe cae en el olvido (por lo general, por siempre jamás).

Pero con el material no estructurado sucede algo fantástico. Cuando han agotado sus posibilidades de una forma… lo abandonan sí. Pero al cabo de poco, metidos en otra historia o situación… ese material se transforma y se reorganiza para otro juego o propósito.

Eso es así porque el niño puede dejar de ver la literalidad del material. Puede dejar de ver, por ejemplo, una piedra (el símbolo) y convertirla en un avión. Puede dejar de ver unos carretes y convertirlos en sillas… En definitiva, puede vaciarlos de significarlo y llenarlos una y otra vez con aquello que quiera o necesite resolver o trabajar.

Cuando estemos ante un juguete o material preguntémonos… ¿cuánto permite este objeto  crear, inventar o imaginar a un niño? O por el contrario, ¿es el resultado de la creatividad de otro y ya no permite a los niños hacer nada novedoso con ello?

grapat1Vehículo construido con cubiletes, carretes y nins de Grapat

grapat3Con los mismos materiales Terrícola crea muy a menudo Restaurantes (se nota que le gustan, jeje). Los cubiletes se convierten en mesas, las tapas de éstos en escaleras, los carretes en taburetes y los nins… ¡¡preparados para comer!!

grapat5

PORQUE permiten manipular el entorno.

Simon Nicholson decía que en cualquier ambiente el grado de inventiva y creatividad y la posibilidad de descubrimiento eran directamente proporcionales al número y tipo de variables en él (en el ambiente).

Es por eso que Nicholson, quién usó por primera vez el término “partes sueltas”, defendía que los niños se desarrollaran en ambientes ricos en materiales no estructurados (piedras, palos, piñas, maderas, carretes, etc.), pues éstos propician múltiples formas de manipular su entorno y nuevas formas de pensar y procesar el conocimiento, aprendiendo jugando con lo que les rodea.

Ello es así porque las partes sueltas les proporcionan oportunidades de manipular, construir, reconstruir, establecer relaciones entre los distintos materiales y recrear sus ideas y experiencias, desarrollándose así el pensamiento creativo.

Nota: Yo entiendo las partes sueltas como distintas pequeñas partes de un ambiente o entorno, por eso prefiero esta traducción a la de piezas sueltas (más habitual). Pero para no desviarme mucho del tema hablamos otro día más en detalle sobre las “partes sueltas”, ¿de acuerdo?

LAS PARTES SUELTAS, EN CONCLUSIÓN, FAVORECEN LA CREATIVIDAD, LA IMAGINACIÓN Y LA INNOVACIÓN

Por todo lo que os he ido contando considero que las partes sueltas proporcionan el marco ideal para fomentar la creatividad a través del juego.

Y es que con este tipo de juguetes o material de juego, como le llama Joguines Grapat, es el niño quien determina cómo usarlos, es el niño quién debe hacer el ejercicio de darles un significado, quien los modifica dentro de su juego, quien les cambia el destino según sus necesidades.

Este tipo de materiales se ponen al servicio de la imaginación de los pequeños para dar un soporte físico a lo que ellos necesiten resolver. Algo francamente impensable con los juguetes muy definidos y elaborados, que dejan poco espacio a la imaginación y que ofrecen tan pronto la solución al niño que éste se acostumbra a jugar sin hacer ningún esfuerzo creativo.

Cuando los niños tienen acceso a partes sueltas se da rienda suelta a su creatividad e imaginación para cambiar el mundo que les rodea de mil formas distintas. A más flexibles y abiertos sean los materiales mayor será el nivel de creatividad e inventiva de los pequeños.

grapat9

Así que cuando creáis que los niños no hacen nada mientras juegan con palos, piedras y maderas… no dudéis que están entrenando habilidades mucho más necesarias para su vida futura que algunos conceptos técnicos que se les obliga a memorizar y que olvidan rápidamente.

Estarán recreando nuevos escenarios una y otra vez, resolviendo conflictos en un mundo imaginario, usando los materiales a su alcance para poder tener éxito en sus propósitos. ¿Qué mejor forma de “prepararse” para la vida?

Para ilustrar este artículo he contado con la colaboración de Joguines Grapat, una empresa familiar que trabaja desarrollando materiales de juego abiertos, poco definidos y que, precisamente, permiten desarrollar el pensamiento creativo de los niños y el juego libre. ¿Habéis visto cuántas cosas distintas se pueden crear con ellos?

Son materiales hechos en madera, con tintes naturales y con un olor exquisito que enamoran a pequeños y a grandes por igual, porque se nota cuando las cosas están hechas a mano, por personas apasionadas de su trabajo y que ponen en cada pieza su energía y corazón.

Un abrazo.

Clara

Quizás también te interese:

¿Por qué usar juguetes de madera? 8 razones de peso

Por qué criar en igualdad y sin juguetes sexistas

Por qué todos los niños deberían jugar con materiales no estructurados

¡Comparte si te ha gustado! ;-)

11 comentarios sobre “La importancia del juego como estímulo del pensamiento creativo

    • Muchas gracias! Me alegro que te haya gustado el artículo y que compartamos visión. Materiales de juego sencillos y los que ofrece la naturaleza son los mejores juguetes! Abrazo fuerte! Clara.

  1. Muchas gracias, me ha encantado el artículo. Ojalá lo leyeran en todos los centros educativos para que el sistema escolar cambie y libere a los peques de tantas actividades dirigidas que se enfrentan cada día en el cole. El juego es la mejor forma de construir un aprendizaje significativo. ¡Gracias por compartir Clara!

Deja un comentario