Rebozarse en el barro hace a los niños más felices

Jugar en la tierra y rebozarse en el barro hace a los niños más felices, reduce sus niveles de ansiedad y estimula su capacidad de aprendizaje.

Leí por primera vez sobre este tema en este artículo de una web de jardinería y me quedé tan sorprendida por lo que decía que empecé a leer e investigar más sobre la cuestión. He descubierto tantos beneficios de jugar al aire libre, con tierra, barro, haciendo de jardineros, etc. que quería compartirlos todos, toditos, contigo.

niño sucio de barro

BENEFICIOS DE JUGAR CON BARRO

Jugar con barro hace que los niños sean más felices y  que se reduzcan sus estados de ansiedad y depresión: Así lo afirman diversos estudios científicos que han demostrado que en el barro hay una bacteria “Mycobacterium vaccae” que al entrar en contacto con nuestro cuerpo genera serotonina como respuesta de nuestro sistema inmunitario.

La serotonina, entre otras cosas, nos ayuda a subir el ánimo y a reducir la depresión. También se genera serotonina jugando, así que… ¡Por fin los estudios científicos “recomiendan” que los niños jueguen y acaben llenitos de barro!

Pero además, estos efectos beneficiosos se prolongan hasta 3 semanas después, lo cual nos indica que estar fuera, en la naturaleza, haciendo de jardineros o jugando con la tierra regularmente es una excelente idea para mejorar la salud de los pequeños.

Se mejoran los niveles de aprendizaje: la serotonina no sólo mejora el estado de ánimo y hace a los niños más felices sino que facilita su capacidad de concentración y, por lo tanto, de aprendizaje.

Se reducen los niveles de alergia: el sistema inmunitario necesita estar siempre en funcionamiento. Cuando “no le damos trabajo”… ¡se autoemplea! Es decir, que cuando estamos demasiado limpios, alejados de gérmenes y bacterias (como las que hay presentes en la tierra) el sistema inmune empieza a reaccionar contra otras sustancias que no son gérmenes, como por ejemplo el polen o las frutas.

Se reducen los niveles de asma: en 2011 se hizo un estudio con niños que vivían en granjas, en permanente contacto con las bacterias de la tierra y los animales, y se concluyó que sus niveles de asma eran entre un 30%-50% menos que los niños que vivían en otros entornos mucho más “higiénicos”.

Se incrementan los niveles de vitamina D: Jugar con barro y tierra obliga a los niños a estar al aire libre. Así sus cuerpos tienen la posibilidad de obtener suficiente vitamina D, tan de moda ahora, sobretodo por la falta generalizada de ella, incluso en países de sol como el nuestro.

Jugar con barro y tierra implica jugar con elementos naturales, que siempre permiten un juego abierto y no estructurado, y además nos ayuda a conectar con la naturaleza.

En casa mi pequeño Terrícola siempre acaba de esta guisa. Ahora sé porqué, son sabios estos pequeños.

Jugando con barro 1

Su biología y sus impulsos innatos les llevan a querer estar en contacto con la tierra y el barro, en la medida en que ello les reporta beneficios a nivel físico, emocional y de aprendizaje.

Si les impedimos ensuciarse, entrar en contacto con la tierra y otros gérmenes o de hacerlo estamos lavándoles cada 5 minutos… estamos impidiendo que su sistema inmunitario trabaje correctamente.

Pero por encima de cualquier beneficio que se pueda citar… lo más importante de todo es lo que disfrutan los niños acabando bien marroncitos. Puede que a nosotros no nos guste que acaben manchados de arriba abajo… Pero vale la pena que puedan hacerlo si eso les va a hacer más felices y sanos, ¿no?

Y a ti ¿te importa que tu hijo se manche?

Un abrazo,

Clara

REFERENCIAS:

Libro Why dirt is good. 5 ways to make germens your friends. Ruebush, Mary.

www.healinglandscapes.org

“Getting Dirty May Lift Your Mood”. Bristol University. Medical News Today. 5 de abril de 2007.

“Identification of an immune-responsive mesolimbocortical serotonergic system: Potential role in regulation of emotional behavior”. Autores: Lowry, C.A.; Hollis, J.H.; De Vries, A.; Pan, B.; Brunet, L.R.; Hunt, J.R.F.; Paton, J.F.R.; Van Kampen, E. et al. Neuroscience. 2007.

“Farm living could arm kids against asthma.” Szabo, Liz. USA Today, February 23. 2011.

10 reasons why we should let children play in the mud, Let the children play

 

¡Comparte si te ha gustado! ;-)

11 comentarios sobre “Rebozarse en el barro hace a los niños más felices

  1. Doy fe de ello, pues a mi me pasa siempre…cuando trabajo el huerto o simplemente cuando estoy con tierra, arena y lo más manchada posible me genera una gran felicidad

    • Por supuesto Beatriz, es algo que nos beneficia a todos! Trabajar a fuera, conectar con la naturaleza, estar en contacto con las raíces… nos proporciona un gran bienestar. Un abrazo guapa, Clara.

  2. Mi hija Eia vuelve del cole llenita de barro, tiene la suerte de ir a una escuela libre donde se ponen de barro hasta la orejas. Si alguana vez no se mancha sé que le tengo que preguntar que le perocupa o si le ha pasado algo.
    Besos
    Esther

    • Me alegro mucho que pueda disfrutar libremente y tener esa experiencia. Buenísimo el apunte… si vuelven muy limpios es que algo pasa! Jeje, seguro que a veces juegan tranquilamente sin mancharse pero por lo general… experimentar y ensuciarse les encanta. Un abrazo, Clara.

  3. Hola a tod@s me encanta esto k estoy leyendo.
    Yo trabajo con el barro y tengo el privilegio de vivir en el campo, en una sierra de Lugo, Sierra de Caurel, hago talleres con niños y por sus caritas esto se aprecia sin tener en cuenta la informacion k habeis compartido, y creo k es lo k mas m apasiona de la trabajar con la ceramica, pues no solo ocurre con los niños de verdad, tambien con el niño k los ” mayores” tenemos olvidado.
    Si alguien encuentra mas informacion, me encantaria k la compartiera. Un abrazo de barro para todos

    • Gracias guapa. ¡Qué trabajo tan bonito! Me alegro que disfruten niños y grandes de esa experiencia de trabajar y estar en contacto con el barro. Un abrazo!

  4. Excelente, mi hijo de siete años es Aspi y adora jugar con tierra y lodo, me da cosita verlo así, pero sé que es muy bueno para él, y esos momentos es realmente feliz…. Gracias por estos artículos!!!

  5. Yo tengo una duda que quizá sea una tontería pero me pregunto cómo hacer eso cuando no tengo un jardín y así a bote pronto no se me ocurre ningún lugar con barro… Aquí en Alemania hay “parques de agua” que están súper bien, pero no empiezan a funcionar hasta que no hace calor, así que antes de eso no sé cómo hacer para que pueda jugar con el barro, la verdad… Aunque este año sí salimos con ropa y calzado impermeable para poder pisar charcos a gusto, algo es algo…

    • Hola Paula. Yo siento que los juegos de los niños tienen que ser algo natural. Algo que surja de su propia iniciativa y experimentación. Si cuando hace calor vuelven a abrir el agua en los parques y entonces sí puede experimentar con ella, qué sucede al mezclarla con arena, etc. ya está genial. Mientras tanto… puedes llevarte una botellita de agua al parque y acercársela cuando juega con la tierra o la arena y ver qué sucede. Un abrazo guapa, Clara.

  6. Acabo de suscribirme y me encanta todo lo q leo. Soy abuela y me fascina ver como vamos volviendo a lo natural. Felicidades por el trabajo q haces

Deja un comentario