Cómo hacer ríos y circuitos de agua DIY

No hace mucho os hablaba en un artículo acerca de los parques infantiles que tienen circuitos de agua como estructura de juego y experimentación. Sin embargo, aunque en algunos países estos circuitos son muy populares… en el nuestro todavía se observan más bien poquitos.

Pero eso no es motivo para que los niños no jueguen con agua tanto como necesiten. De hecho, sobra decir que es una experimentación que surge de forma espontánea en cuanto tienen oportunidad. Desde bien pequeños se afincan en el bidet de casa viendo el agua transcurrir, intentando cogerla, saborearla, etc. ¿Lo habéis podido comprobar?

Por supuesto, experimentan también con el agua cuando beben, cuando se bañan, cuando hacen trasvases… Y a medida que su mundo se expande descubren las fuentes del parque, entre otras cosas.

Una de las cosas que a mí me fascina observar son los circuitos de agua que hacen los propios niños de forma natural. No necesitan ni materiales, como mucho una pala para excavar… Cuando son más pequeños hacen hoyos en la arena y los rellenan de agua, pero conforme van creciendo (sobre los 5 años) te das cuenta de cómo esos hoyos un buen día se alargan y empiezan a ser ríos… empiezan a aparecer canalizaciones y después puentes… Todo ello realizado solamente con arena y agua.

¿Qué mejores circuitos de agua que los que los propios niños crean? Desde luego, con ellos aprenderán cantidad de cosas sobre el agua pero también de ingeniería y construcción.

Sin embargo, muchas veces no es posible hacer esos canales… Cuando el suelo es de asfalto o loza, cuando hemos plantado césped en el jardín… ¿De qué forma pueden los niños jugar con agua y hacer sus propios circuitos?

IDEAS PARA CONSTRUIR CIRCUITOS DE AGUA

En Pinterest encontraréis muchas imágenes de paredes de agua, pero a mí me gustan más los circuitos que el propio niño puede construir o montar. Cada vez puede ser distinto, un nuevo recorrido, un nuevo circuito. Además, que el juego con el agua no es solo vertical, sino que incluirá también el plano horizontal, como por ejemplo, en la palangana final que recogerá toda el agua.

Para ello se necesitan elementos sueltos y variados que el niño podrá combinar a su gusto para crear los circuitos que le parezcan más interesantes. Y cuando hay pluralidad de niños… mejor aún, van a tener que pensar cómo lo quieren conjuntamente y qué estrategias son las mejores para que el agua circule.

Por eso os quiero enseñar dos tipos distintos de circuitos de agua en los que los niños pueden tener un papel activo de construcción o modificación del circuito. ¡A ver qué os parecen!

1. CIRCUITO CON CANALERAS

Este tipo de circuitos son mis preferidos. Son sencillos de montar y permiten un montón de experimentaciones. Os cuento que se necesita.

a) Soportes y elementos que ayuden a crear desniveles para que el agua circule

Para que el agua se deslice es necesario, evidentemente, que hayan desniveles.

Para conseguirlos podéis usar cajas de frutas, taburetes o troncos de árbol, por ejemplo. Colocar en el inicio del circuito dos o más cajas e ir reduciendo cajas al final para hacer disminuir la pendiente. Si usáis troncos de árbol lo mismo, al principio del circuito colocar los troncos de mayor altura e ir reduciendo la misma para que el agua se deslice.

Imagen de Growmadison.net

Nosotros tenemos estas estructuras. Nos las hicieron los familiares de unos amigos. Les expliqué qué es lo que quería y este es el resultado. No son más que unas torres de madera con unas hendiduras para colocar las tuberías ¡y funcionan estupendamente!

Por supuesto, también se pueden mezclar distintos soportes (como veréis en la imagen de más abajo, nosotros también usamos cajas de frutas).

2. Canaleras

Lo siguiente necesario son las canaleras por dónde circulará el agua.

Nosotros compramos las canaleras q se colocan en la parte alta de las casas para conducir el agua hacia abajo. Podéis combinar abiertas y cerradas, para ver qué sucede en cada caso.

Otra opción que nos contó Amilcare Acerbi, en un curso sobre el espacio exterior de la escuela es cortar una tubería metálica por la mitad. La ventaja que tiene esta opción es que encontraréis más grosores de tuberías y por lo tanto los niños podrán apreciar si el agua tiene distintas “velocidades”, o no, en función de la anchura. El inconveniente… es más laborioso cortar y preparar la canalización.

También he visto circuitos handmade hechos con canalizaciones de madera. Os dejo imagen para que podáis verlo. Son tablones de madera a los que se les ha colocado unos márgenes para evitar que el agua se escape.

Y otro material natural maravilloso para utilizar son las cañas gruesas de bambú.

3. Palanganas para recoger el agua

También son necesarias palanganas para recoger el agua cuando llega al final del circuito. Así evitamos derrochar grandes cantidades de agua. Además, cuando el barreño está lleno pueden surgir otras ideas… bañarse en él, remojar algunos muñecos, hacer flotar barquitos, etc.

4. Cubos o regadoras para devolver el agua al inicio del circuito

Por último, se necesita algún utensilio para poder recoger el agua del barreño final y volver a colocarla al principio, para seguir viendo transcurrir el agua. Cubos, regadoras, botellas de agua… servirá cualquier recipiente que permita coger el agua.

2. CIRCUITO CON MANGUERAS

Los circuitos que os he mostrado antes son mis preferidos. Permiten que los niños construyan y comprueben un montón de cosas. Sin embargo, es cierto que ocupan espacio.

Por eso os acerco otra idea muy simple, que ocupa poco y que es distinta a las típicas paredes de agua.

Imagen de Flights of whimsy

¿QUÉ SE NECESITA?

1. Mangueras transparentes. En Leroy Merlín encontraréis gran variedad de mangueras de este estilo, con muchos diámetros distintos. Además, son aptas para uso alimentario, así que 100% seguras para los más pequeñas.

2. Caja con agujeros. Podéis usar cajas de frutas que tengan los agujeros un poco anchos o bien las cajas en las que en los bares guardan las botellas de cristal.

3. Embudos. Los embudos facilitan la tarea de decantar el agua a los más pequeños.

4. Recipientes para poder decantar el agua.

PROBLEMAS, SOLUCIONES Y APRENDIZAJES

Cuando observas cómo los niños montan estos circuitos te das cuenta de todo lo que sucede mientras juegan/trabajan con ellos.

Os dejo algunas imágenes para que podáis ver algunas de las cosas que ocurren.

Tras montar su circuito Terrícola se da cuenta que el agua se le escapaba por un extremo. La tapa estaba mal colocada así que su primer intento fue colocar una tela y ver si la cosa mejoraba, jeje. Al ver que no, tuvo que afinar la colocación de su montaje.

Otra cosa de la que nos dimos cuenta es cuánto trabajan los niños para conseguir sus propósitos. Os aseguro que ese capazo pesaba un montón lleno de agua, pero ahí están los dos niños transportándolo conjuntamente para poder seguir jugando.

¿Y si  en lugar de que el agua vaya por una canalera la recojo con una garrafa? ¡Todo son pruebas interesantes!

Deslizar objetos. ¿Van más rápidos gracias al agua?

Imagen de Flights of whimsy

O bien como en la siguiente imagen, el circuito continúa en la arena, después de hacer circular el agua por las canalizaciones.

En definitiva, con estos circuitos los niños podrán experimentar y comprobar por sí mismos cómo fluye el agua, cómo se deslizan los objetos gracias a ella, qué materiales flotan y cuáles no… y hacer distintas predicciones con todo ello. Pero además, hay un importante ejercicio de construcción, para que todo fluya, nunca mejor dicho, jeje.

Un abrazo,

Clara

 

Quizás también te interese:

¡Comparte si te ha gustado! ;-)

4 comentarios sobre “Cómo hacer ríos y circuitos de agua DIY

  1. Genial entrada!! La verdad que en nuestros parques tenía que a ver más cosas de estas. Este año hemos estado en Austria de vacaciones y es alucinante los parques y las instalaciones que tienen para disfrutar en familia y los niños aprendan!!

    • Gracias Indivega. Toda la razón, cuando uno viaja se da cuenta de los parques tan interesantes que hay ahí fuera, parques pensados para que los niños investiguen, descubran, disfruten… Poquito a poco espero que se vayan viendo cambios por aquí. Un abrazo, Clara.

  2. Es increíble!! A todos los peques les encanta el agua y es algo que en las escuelas y parques de nuestro país deberíamos fomentar mucho más. Pronto iremos a la playa, así es que espero que podamos disfrutar mucho con circuitos de agua “efímeros”.
    Un beso y feliz verano

    • Sí Vicky, habría que perderle el miedo a que se mojen cuando juegan con agua y fomentar todas sus posibilidades. Pero como bien dices… por el momento a disfrutar mucho en la playa. Feliz verano, Clara.

Deja un comentario